El Diario de Dabyal 1: Intro

Este año, para mi cumpleaños, decidí darme un regalo: El libro en el que se basa la película “Ready Player One”, de Steven Spielberg, que según mi amigo Gino es excelente, y una oda a todo lo que fueron los 80.  Después de haberme leído “El Problema de los Tres Cuerpos” de Cixin Liu, necesitaba una lectura un poco más ligera, y a pesar de las críticas al libro, supuse que era justo lo que necesitaba en ese momento.

rp1_27634962398q
…y no me equivoqué

Efectivamente, no bien había leído alrededor de una quinta parte del libro, ya estaba atrapado en una extraña combinación de libro de anticipación y nostalgia del pasado.  El libro hablaba mi lenguaje, de películas que me había visto, de series que me encantaban, de videojuegos que conocía, incluso de aquellos juegos de rol tan de nicho que han sido parte de mi vida desde que estudié en el José Eustasio Rivera.  Además, uno de sus personajes principales tiene una mancha de nacimiento color vino tinto, que quienes nos conozcan sabrán por qué es importante…

El libro comienza contando que James Halliday -un famoso creador de videojuegos en ese universo ficticio -murió, dejando tras de sí una búsqueda del tesoro dentro del inmenso mundo virtual que él había creado.  Y para resolver el misterio, miles de jugadores se dieron a la tarea de buscar pistas dentro de una serie de posts que había dejado en su blog, en el que hablaba acerca de sus diferentes aficiones (Música, películas, juegos de rol, series de TV y videojuegos, entre otros): Un libro conocido como “El Almanaque de Anorak”.

mark-rylance-as-anorak-in-ready-player-one
El avatar de Halliday, quien a su vez viene siendo como el avatar del autor, Ernest Cline…

“Anorak”, por supuesto, había sido su personaje en un juego de rol de mesa durante sus años virtuales, así como la identidad que había adoptado por años en aquel mundo virtual: Un hechicero estereotípico de túnica larga bordada en oro y de barba larga y blanca, quizás con un sombrero puntiagudo, que vivía en una fortaleza alejado de todo y de todos.

Tras leer el libro, y después de hacer un recuento bastante breve de mi vida, he estado pensando en qué elementos serían importantes para mí en esa suerte de manual “Geek 101” que sería el consabido Almanaque de Anorak.  Claro, yo no tengo millones que heredar, y estoy seguro que no crearé una subcultura alrededor de mis intereses; pero como este blog es para ti, lo que quiero es contarte de aquellas cosas que me movían en mi infancia y adolescencia.

n-father-and-son-secret-628x314
Así sea sólo un secreto entre tú y yo

Lo primero es que claramente mi personaje más querido de los juegos de rol no se llamaba Anorak, sino Dabyal, mi personaje en la campaña de Ravenloft que nos dirigía Ricardo en los últimos años de colegio, que tuvimos que suspender cuando la vida se nos complicó al terminar el colegio y tomar todos caminos diferentes, y que retomamos para un espectacular gran final, ya en la Universidad, que recuerdo bien que me dejó bastante conmocionado (Así de bueno era Ricardo dirigiendo estos juegos).

Aunque al igual de Anorak, Dabyal era un hechicero, en realidad era más al estilo de “John Constantine” que de “Gandalf” o de “Merlín”: Un tipo rubio con cara de pocos amigos que utilizaba un tipo de magia bastante oscuro en formas más bien pragmáticas para lidiar con sus enemigos.

bh2b8u2cmaiqxhy
¿Para qué bolas de fuego cuando puedes estrangular?

Claramente, Dabyal no sería tan grandilocuente como para crear un Almanaque, si bien probablemente llevaría un Diario de sus aventuras, donde registraría sus descubrimientos en la tierra de las sombras: Los versos de Hyskosa, la infestación de zombies en Souragne, el fin intempestuoso del carnaval en Odiare, el viaje infructuoso que lo llevó a quedar atrapado con sus compañeros de viaje en Har’Akir, etc.

Entonces, como mi “Almanaque de Anorak” personal (En versión resumida), en la siguiente serie de cartas te haré una relación de las películas, videojuegos, juegos de rol, canciones y series de televisión que de una u otra forma marcaron mi infancia y mi adolescencia.  Lo que en adelante será conocido como “El Diario de Dabyal”.

65233221
El cual dudo mucho que fuera un libro muy “bonito”

Pero, claramente, empezaremos a explorar ese diario en la siguiente carta…

Te quiere,

Papá

 

5 comentarios en “El Diario de Dabyal 1: Intro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s