Desconectado

Te mencionaba hace un par de cartas, que hace poco hice un viaje a Los Ángeles, y que parte del objetivo era acompañar en su regreso a casa a tu prima Daniela.  Pues bien, con el fin de reacomodar un poco las cargas de todo el trasteo que teníamos que traer, decidí dejar la maleta que había llevado, reacomodando mis cosas en las maletas de ella para evitar llevar esa maleta de vuelta.  Lastimosamente, una de aquellas cosas se me quedó en la maleta, y por tanto, en Los Ángeles…

motorola-droid-turbo-1415205424-244
Este pequeño aparatito

Hace unos años, un olvido como aquel habría sido casi imperceptible…  Tal vez habría causado algún malestar menos, pero hoy en día es todo un caos: Durante la semana pasada mis compañeros del trabajo y mis compañeras de la maestría no tenían forma de comunicarse conmigo, no supe nada de mis amigos, no pude consultar información que necesitaba en un momento dado, no logré determinar la vía más rápida para llegar donde Gino e incluso no tuve la más remota idea de qué hora era.

Y es que este pequeño aparatito ha tomado el lugar de muchos otros objetos que antes usábamos por separado: Es teléfono, es mapa, es reloj y es mucho más que todo eso junto.  Y si bien hoy en día su presencia es casi imperceptible, hoy te puedo decir que su ausencia crea un vacío bastante complicado en nuestra forma de interactuar con el mundo.

toilet-seat
¡No tengo nada que hacer mientras estoy en el inodoro!

Y sin embargo, te puedo decir que en parte he tenido una sensación un poco liberadora al no tener el condenado aparatico a mi lado.

Y es que así como nos hemos vuelto un poco dependientes de todas las herramientas y facilidades que nos brinda el teléfono celular, también nos hemos vuelto un poco adictos a ellas: Constantemente el aparatico este te está alertando de mensajes de tus amigos, de tus citas, de comentarios absolutamente banales en las redes sociales (Pero que quizás podrían ser de tu interés), y por otra parte una gran cantidad de las cosas que incluso podíamos hacer por nosotros mismos ahora las hacemos a través del celular.

7b1c1adb2c544bffca8c25e4db63761a
Como hacer aritmética básica

Por eso, a pesar de ese síndrome de abstinencia por el que he pasado esta ya semana y media que he estado sin mi celular, también he sentido un alivio al dejar por un momento de sentirme abrumado por la cantidad de cosas que suceden a mi alrededor y poderme concentrar en lo que yo considero importante…  Antes que en lo que todos a mi alrededor, o incluso lo que un sinfín de diminutos transistores que no deberían gobernar mi vida, consideran urgente.

Es como estar en un retiro espiritual, alejado de todo y de todos, aunque en una escala un poco menor, y a pesar de la ansiedad que genera en un principio, y a pesar de todos los problemas que igualmente ha sucitado, también genera una cierta sensación de tranquilidad y de sosiego…  Es como cuando sales de una fiesta y te siguen zumbando los oídos, pero a pesar de haber pasado un buen momento, te agrada sentir de pronto un poco de calma.

calma

Y, bueno, aquí no hay una lección…  Solamente, quizás, una anécdota, y tal vez un experimiento que me gustaría que hicieras…  En este mundo hiperconectado en el que vivimos (Y en el que tu vivirás lo será mucho más), tómate un momento para desconectarte y disfrutar el aquí y el ahora…  Realmente, vale la pena.

Te quiere,

Papá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s