Límites, Afecto y Acompañamiento

El fin de semana tuvimos Taller de Padres en tu jardín: Nos despertamos como si fuera un día entre semana y, sin alcanzar a desayunar más que un poco de fruta, nos fuimos a dejarte en casa de las tías, que se emocionaron tanto con tu llegada como tú te emocionaste con visitarlas a ellas, y a Nola.

Nosotros seguimos al jardín, donde nos esperaban las guías, que nos ofrecieron para sentarnos las mismas sillas en las que se sientan ustedes; sillas que para nosotros resultan particularmente pequeñas e incómodas.

Una vez allí comenzó la charla de la psicóloga del jardín, quien comenzó con una de esas charlas de terrorismo social que llevo escuchando desde que tenía algunos años más que tú ahora, hablando de cómo “hoy en día” los depredadores acechan a la salida de los colegios para enviciar a los niños con dulces y caramelos: Algo cala bastante fuerte en la mayor parte de los padres (El miedo es una herramienta poderosa), pero que a mí no me motiva en absoluto.

054
El mismo discurso de hace 30 años

Después de esta introducción, sin embargo, comenzó a hablar de algo con lo que sí estoy de acuerdo, y es que para evitar este tipo de conductas -y otras, aún más peligrosas -, lo importante no es mantenerlos a ustedes encerrados y protegidos de todo mal y perturbación.  Por el contrario, hay que cultivar su autoestima, su autoconfianza y alimentar sus valores para que puedan enfrentar esos riesgos y no sucumbir ante ellos.

La psicóloga proponía una interesante tríada para lograr este propósito, que fue el tema del resto de su intervención:

  • Límites, en el sentido de actitudes y/o comportamientos que no son tolerables y que no se van a admitir.
  • Afecto, porque asimismo es importante hacerte sentir seguro y confiado en que tienes unos padres que te aman y te respaldan.
  • Acompañamiento, porque nuestra presencia en tu vida es fundamental para dar ejemplo positivo.
adiccion-celular-papas-problemas-ninos-jpg-imgw-633-346
Y a veces sólo necesitas alguien con quién hablar

Nos habló bastante de esa búsqueda de independencia en la que te encuentras en este momento, que se traduce en rabietas y pataletas cuando no obtienes lo que quieres, y hablamos mucho de cómo manejar esos episodios de la mejor manera: Con calma, con paciencia y esperando a que se terminen para después establecer el diálogo (Mucho más fácil de decir que de hacer).

Me reforzó un poco mi creencia de que las rutinas y los rituales son críticos para fomentar una sana disciplina: Acostarse a la misma hora, lavarse los dientes todos los días, sentarse a comer en familia, arreglarse para ir al colegio…  Todo ello crea hábitos que se sostienen a lo largo del tiempo, crean seguridad y evitan problemas a largo plazo.

rabietanic3b1os4
Aunque no evitan del todo que se presenten de cuando en cuando.

Como raro, hicieron una representación de un par de actitudes de los niños, y yo me dije para mis adentros que iba a evitar participar…  Pero como siempre, terminé allí, enfrente de todos, haciendo la representación.

Al final, siento que a pesar de la pereza que me produce levantarme un sábado a las 8 de la mañana para ir a tu jardín a escuchar una charla para padres, con hambre y sentado en una silla incómoda por más tiempo de lo que me hubiera gustado, el objetivo se cumplió y la charla fue bastante beneficiosa para mí y para tu mamá.  Ahora lo que viene es poner en práctica todas esas lecciones que aprendimos allí.

Te quiere,

Papá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s