Ser Especial

El día de ayer alguien a quien aprecio mucho me envió un enlace en el que en un programa llamado “Inside Quest”, el escritor Simon Sinek (Famoso por su charla TED en la que hablaba de cómo los líderes inspiran a la acción) hablaban de varios problemas que atañen a los millenials, y que en suma -según él -son atribuíbles a 4 factores: La crianza, la tecnología, la impaciencia y el ambiente.

Hablemos un poco de la primera: La crianza.  En particular, hablemos de uno de los puntos principales de la exposición de Sinek, en cuanto a los métodos fallidos de crianza que hemos venido adoptando en estas últimos tiempos.

Todos los padres queremos que nuestros hijos sean felices.  Claramente, mi intención es que tú seas feliz, y eso te lo dije desde la segunda carta que escribí en este blog.  El problema, sin embargo, es cuando pensamos en el corto plazo y nos concentramos en darles cosas y en prevenir que se frustren, llegando incluso a impedir que saquen malas notas en el colegio o a despedir a la profesora universitaria [1].

notas
Ahora, que la responsabilidad del profesor SI es enseñar…

El resultado es que estamos criando una generación de niños que se creen especiales sólo por el hecho de existir, porque sus padres les repiten todo el tiempo que son especiales, porque se aseguran de hacerles el camino más sencillo y de que no tengan ningún obstáculo, de asegurarles la satisfacción inmediata de todos sus deseos, de darles todo lo que quieren e incluso lo que ni sabían que querían, pero que ellos habrían querido a su edad.

Y cuando estos niños salen al mundo real, se dan cuenta que no son especiales, que el mundo no los trata con la misma deferencia que los trata su familia, que ya no es sólo chasquear los dedos para que se solucione cualquier problema o se obtenga la satisfacción instantánea, que el mundo es frío y solitario y no le importa en absoluto cuan importante y especial seas para tu papá y tu mamá.

fdd
“Mi mamá dice que soy súper”

Lo importante, entonces, como padres no es que te demos todo lo que quieras, o que resolvamos todos tus problemas por ti, sino que te demos las herramientas necesarias para que puedas tolerar esas frustraciones, buscar oportunidades en el caos y tomar las riendas de tu propia vida, para que cuando crezcas no necesites de nosotros.

Cría a tus hijos con un poco de hambre y un poco de frío“, dice un artículo que compartió hace algún tiempo mi amiga Andrea, que le atribuye el proverbio a Confucio.  Aunque no he podido encontrar que él sea el autor de dicho texto, y aunque no esté muy de acuerdo con las partes más católicas del artículo, sí convengo en que como padres debemos ayudarte a solucionar tus propios problemas y a lidiar con la frustración.

aspergerschildrenwhogeteasilyfrustrated
Sin hacer las cosas por ustedes

En cuanto a ti, hijo mío, lo que quiero que entiendas es que allá afuera no vales por lo buena persona que seas o por lo especial que nosotros creamos que eres (Que sinceramente lo creemos).  Para continuar citando frases de cultura popular, como en la carta anterior, me permito citar a uno de los personajes más inconsecuentes de una de las sagas de superhéroes que más me gusta: “No importa quien seas en tu interior.  Son tus acciones las que te definen”.

Sólo espero que tengamos la sabiduría suficiente para darte todas las herramientas que necesitas, para que sean tus acciones las que hablen por ti.

SUCKER PUNCH

Te quiere,

Papá

[1] Importante decirlo, el artículo citado es puramente la opinión de la profesora.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s