Por los niños (Conclusión)

(Parte 1Parte 2Parte 3)

La asamblea de co-propietarios comenzó casi una hora después de lo previsto, debido a que el proveedor logístico que el conjunto había contratado presentó bastantes fallas en la atención del servicio: Algunas de las personas de apoyo no llegaron, la “cara” de la compañía no se hizo presente y el resultado fue que el ingreso de las personas fue terriblemente lento.

espera-miles-personas-hicieron-horas_claima20110411_0021_32
¿Aquí es la asamblea de copropietarios?

Afortunadamente, yo fui una de las primeras personas en llegar, habiendo hecho unos últimos ajustes a la presentación en horas de la noche, y toda esta situación me dio tiempo de negociar el que dichos ajustes fueran incluidos en la presentación general.  Efectivamente, después de la gestión, me senté rodeado de todos los demás padres con que habíamos colaborado, mientras sus hijos daban el golpe final, entregando un “Choco-Break” a los asistentes, con el mensaje “Vota por los niños”.

La asamblea comenzó de la forma acostumbrada, con la selección del presidente de la misma y con la presentación de informes por parte del consejo de administración, del comité de convivencia, de la administradora y del revisor fiscal.  Rápidamente nos dimos cuenta que había una falla en el sonido, y muchas veces nos quedamos sin entender de qué diablos estaban hablando.

file_594272_forrest-gump-honest-trailer-06242014-113103
“Y eso es todo lo que tengo que decir acerca de la guerra en Vietnam”

De todos modos, había intervenciones que no valía la pena escuchar: El típico vecino que le encanta dar su opinión en todos los temas porque le encanta el sonido de su propia voz, el que sólo interviene para poner problemas y cuestionar la labor de todo el mundo, el leguleyo que se sabe toda la normatividad vigente y nos deja sin la más remota probabilidad de cuestionarlo, porque su palabra es ley.

La asamblea transcurrió sin inconvenientes hasta que llegó el punto de “proposiciones y varios”.  El comité había organizado este punto de forma que se debatieran primero los temas que no requerían de ninguna inversión económica, y que los que requerían de una cuota extraordinaria de administración se dejaran hacia el final.  Eso hacía que nuestra propuesta fuera la última de toda la fila.

latest-nervous-gif-466
Lo bueno es que yo estaba súper tranquilo

El público no estaba muy receptivo: Incluso, rechazaron propuestas que no afectaban en absolutamente nada a nadie.  Pero fue cuando se presentó una propuesta para renovar la recepción del edificio (La cual requería, lógicamente, de una inversión de dinero) que me dí cuenta que habíamos hecho un buen trabajo: Cuando dieron pie a las intervenciones, algunos de los vecinos dijeron que aunque les parecía interesante la propuesta, sabían que venía una propuesta para los niños, y la querían escuchar antes de tomar una decisión.

Lastimosamente, esto no sucedió, y la propuesta anterior fue rechazada.  Finalmente había llegado mi turno, y pasé al estrado, ante un jurado de mis pares, y aunque el clima era favorable, no dejaba de estar nervioso.

nervous-gif-457

Seguí el argumento tal y como lo había planeado: Comencé hablándoles del mensaje, les pedí que se pusieran en los zapatos de los niños y recalqué la apariencia de normalidad en los parques, para luego atacarla mostrando las imágenes del deterioro y haciendo énfasis en el grave riesgo que constituían los pisos.  Al final, presenté la propuesta, con todas sus ventajas, para rematar con los costos, incluída la cuota extraordinaria que debía pagarse para cubrir estos costos.

Mis compañeros de causa habían preparado con antelación una cartelera que indicaba la cuota requerida por cada apartamento, y los invité a revisarla, lo cual todo el mundo hizo casi de inmediato.  Fue lo mejor que pudo pasar: Todo el mundo estaba cansado a esas alturas, y propenso a rechazar cualquier cosa.  El hecho de levantarse y mirar la cartelera les permitió oxigenarse, descansar un poco e informarse.

student-wakes-up-clapping-during-class

Mientras lo hacían, uno de los miembros del consejo se me acercó y me felicitó por la presentación, a la vez que me decía que aprovechara que la propuesta anterior (Que tenía clarísima sus fuentes de financiación) no había sido aprobada, para apropiar esos recursos y disminuir la cuota extraordinaria que re requería de cada apartamento.  Efectivamente, cuando comenzaron las intervenciones, nos recomendaron hacer precísamente lo mismo, así que hicimos cuentas rápidas y nos dimos cuenta que tomando esos recursos disminuíamos la financiación requerida en un 37%.

Aproveché entonces mi oportunidad para interpelar a mis vecinos para anunciar que si aprobaban esa apropiación se reduciría la cuota a un 63% de la allí indicada, y dí un par de ejemplos para ilustrarlo.  Procedimos de inmediato a la votación, con un dispositivo inalámbrico, al mejor estilo de “Quien quiere ser millonario”.

qqsm_1
Si no saben la respuesta, absténganse de votar.  Si la saben, voten ahora.

Al final, nuestra propuesta ganó con poco más del 65% del coeficiente, lo cual logró que fuera aprobada.  Todo nuestro trabajo tuvo réditos, y el parque para los niños será construido este año, con todos los ajustes necesarios en el piso del lugar.  Ahora lo importante es ejercer algún tipo de vigilancia para que todo sea hecho de la mejor manera.

Lo divertido es que ahora yo terminé siendo reconocido en el conjunto como el defensor de los derechos de los niños, pero el parque para tí viene en camino.

Te quiere,

Papá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s