Por los niños (Parte 3)

(Ver parte 1 y parte 2)

Hay que confesarlo: El día antes de la presentación del proyecto, no tenía la más remota idea de qué iba a presentar.  No tenía la presentación, no tenía las cifras, y no tenía un argumento con el cual presentar.  Recuerdo que en el camino al trabajo, en Transmilenio, me fuí pensando precísamente en esto, y elaboré una estrategia…

rqhfvi

Lo primero, claramente, era presentarme, y aclarar que la propuesta que iba a presentar no era sólo mía sino de un grupo de padres del conjunto residencial.  Lo siguiente era recordarles el mensaje que les habíamos enviado y explicar que lo que queríamos era que se pusieran en los zapatos de los niños, para que se preguntaran si el conjunto les ofrecía a ellos suficientes oportunidades de esparcimiento.

Ahí venía el primer problema, porque aparentemente así era (El conjunto cuenta con dos parque para los niños), así que de entrada iba a pararme desde esa posición, para luego atacarla, mostrando las imágenes de los tornillos salidos y las piezas desajustadas y oxidadas que sabía que Marcela (Quien nos presentó inicialmente la propuesta) había preparado.

Propuesta Parque Infantil

Lo siguiente era hablar del piso, y había que hacer mucho énfasis en él, porque era el cambio del piso lo que más incrementaba los costos, así que era importante enfatizar en todos los problemas que generaba: Recalcar que no se secaba adecuadamente, que acumulaba hongos y bacterias, que permitía filtraciones, y que esta humedad a largo plazo podía causar problemas mucho más graves.  Era importante que vieran que este cambio era crítico, o no estaría justificado.

De ahí la idea era presentar la propuesta del nuevo parque, con todas sus ventajas, y al final mostrar el presupuesto requerido, para al final -con todas las cartas sobre la mesa -mandar el sablazo de la cuota extraordinaria que sería necesaria para cubrir esos costos.

liar

¿El problema? No tenía una presentación, ni imágenes, ni nada.

Afortunadamente, Catalina -Una de mis vecinas del grupo de padres -me llamó y me dijo que tenía la presentación que Marcela le había dejado.  Le pedí que me la enviara para revisarla y prepararme para el día siguiente, y unos minutos después la tenía en mi correo.

Y fue entonces que me di cuenta que la presentación no tenía nada que ver con lo que tenía pensado, con los mensajes que habíamos dado, o siquiera con la estrategia que conjuntamente habíamos coordinado.

http3a2f2fmashable-com2fwp-content2fuploads2f20132f062fjohnny-depp-panics

Le pregunté de inmediato a Catalina si se podían hacer cambios sobre la presentación, y la respuesta que me dió me hizo entender que no.  De repente, toda mi estrategia se demoronaba, y tenía que adaptarme a esta presentación, que tenía demasiado texto, no se conectaba de ninguna forma con el mensaje que habíamos dado, y se centraba en la sensibilidad por los niños (Algo que desde un principio nos habíamos dado cuenta que no funcionaría).

Emprendí el camino a casa, pensando en qué iba a hacer, y preguntándome cómo iba a vender la idea con esa presentación.  Afortunadamente, al mismo tiempo Catalina habló con la administradora del edificio, y ella le dió una luz al final del túnel: Podíamos hacer ajustes sobre la presentación, siempre y cuando entregáramos esa misma noche.

giphy
“No hay problema”

Nos sentamos con Catalina a ajustar la presentación: Inicialmente, buscamos un fondo del principito, para reforzar el mensaje que habíamos enviado anteriormente, y dejamos la diapositiva inicial con el mensaje que habíamos escogido.  De ahí, seguimos el guión que ya había pensado, utilizando las imágenes que ya estaban en la presentación original.  Con algunos ajustes y algunas animaciones, pronto tuvimos una presentación mucho más vendedora.

Subimos rápidamente al lugar donde estaba el consejo reunido, y les pasamos la nueva presentación.  Estábamos cansados, pero convencidos de que iba a funcionar.  Para cuando llegué a casa, le mostré a mamá lo que habíamos hecho, y al comparar las dos presentaciones me dí cuenta que había olvidado algo: En ninguna parte habíamos presentado las características del parque.

giphy1

(Concluirá en la próxima entrega)

Anuncios

Un comentario en “Por los niños (Parte 3)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s