Ego y Autoestima

A medida que caminas por la calle y contemplas a tus congéneres, encontrarás un poco de todo: Personas sumidas en sus propios pensamientos, personas que se la pasan mirando sus celulares, personas que caminan ensimismadas, como buscando no llamar mucho la atención…  Y de pronto te topas con una persona que camina erguida, avanzando en cada paso como si el mundo le perteneciera.

mentalidad_ganadora
Hola, mundo, admírame

“Gente de admirar”, podrás decir…  Ganadores, que con su actitud dominan el mundo.  Ciertamente la imagen que proyectan es la de personas extrovertidas, poderosas, con toda la actitud y todos los medios.  Ciertamente muestran una personalidad magnética, en cuanto a que todos a su alrededor tienen que voltear a mirarlos, ya sea para interactura con ellos o simplemente ser irradiados con su luz.

Pero en todo ello hay una trampa, porque no necesariamente todas estas personas admirables llevan en su interior esa actitud positiva que engañosamente proyectan: Para muchos de ellos, esa fortaleza y esa extroversión no es más que una máscara.

mascaras-teatro

Recuerdo una conversación hace mucho tiempo, cuando aún estaba en la Universidad, con mis amigos Carlos y Hugo, en los que hablábamos de ese fenómeno, poniendo a ciertos conocidos de ejemplo.  Hablábamos de entonces de la gran autoestima que tenían…  Hasta que llegamos a la conclusión que, en algunos casos, no era autoestima: Era ego.

Verás, la autoestima es la evaluación que hacemos de nosotros mismos: Cómo nos vemos, cómo nos consideramos, como nos percibimos.  Cuando decimos que alguien tiene una gran autoestima, estamos diciendo que esa persona tiene un gran concepto de sí misma y se siente bien consigo misma.  Claramente eso es algo que te da excelentes herramientas para la vida, y que se proyecta naturalmente al exterior.

autoestima-500x374
“Que bonito soy, que lindo soy, cómo me quiero”

Ahora, si bien efectivamente es posible para una persona con baja autoestima el simular tenerla y el proyectar una imagen ganadora, cuando están en una entrevista de trabajo o cuando quieren conquistar a alguien, generalmente es una fachada temporal, y no es de esas personas de las que quiero hablarte.

En su lugar, te hablaré de aquellas personas que, sin apreciarse mucho a sí mismas, si tienen un sentido de auto-importancia que sobrepasa enormemente su autoestima.  Son aquellos que compensan esa ausencia de valor que perciben en sí mismo con una necesidad -a veces hasta enfermiza -de sentirse valorados, apreciados, respetados y hasta admirados por los demás; de ser el centro de atención, de ser los más inteligentes, los más capaces, los que todo lo saben o todo lo pueden.

Film Fall Preview
Yo, yo, yo

En conclusión, estas personas no tienen alta autoestima.  Sólo tienen sus egos inflados, y necesitan de esta atención para mantenerlos…  De fallar esto, se derrumbarían sobre sí mismos, y esa es una posición demasiado precaria para estar en ella.  Además, estas personas tienen a ser bastante difíciles de tratar, pues su interacción con otros no es equitativa: Ellos toman de los otros, pero no dan mucho de sí mismos.

 

Lógicamente, como padre, tengo claro que debo ayudarte a construir tu autoestima, y sé bien que mi papel en tu vida será fundamental para que lo logres.  Sin embargo, confieso que no sé mucho de cómo lograrlo, así que supongo que comenzaré a investigar y te iré contando qué encuentro.

Te quiere,

Papá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s