¿Sí, o no?

Es impresionante como tu lenguaje comienza a desarrollarse a pasos agigantados.  Con la presentación que te hice, y un poco de disciplina para mostrártela todos los días, he notado que rápidamente comienzas a decir nuevas palabras: El otro día, por ejemplo, comencé a grabarte mientras te mostraba esa presentación, y en la tercera y cuarta diapositivas, que antes sólo me escuchabas, comenzaste a repetir “Nono” y “Nona” después de mí.

12303922_930344670393587_7208420622304785870_o
Imagínate la emoción de ambos al ver la grabación

Pero dentro de todas las palabras que has aprendido reciéntemente, incluídas unas bastante interesantes como “agua”, “pan” y “jugo”, hay dos que creo que han sido particularmente útiles para abrir esa brecha de comunicación que aún tenemos contigo.  Dos palabras que sin duda seguirás utilizando todos los días por el resto de tu vida: “Sí” y “No”.

Curiosamente, a diferencia de otros niños que he conocido, aprendiste primero a decir que “Sí”, cortesía de tu prima Claudia un día que estaba cuidándote.  No recuerdo específicamente qué sucedió pero el hecho fue que por alguna razón ella se emocionó mucho y soltó un muy largo y agudo “Siiiiiiiiiii”.  No te imaginas lo divertido que fue para nosotros escucharte repetirlo, tan largo como ella, pero mucho más ronco y comenzando por “t”.

c70addca1afbf3d504e007564352f2c4
Tiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

El “No” llegaría unos días después…  Recuerdo que un día te iba a dar una cucharada de sopa y, como sueles hacer como no quieres algo, frunciste el seño y moviste las manos en señal de rechazo, mientras pronunciabas un corto y agudo “No”, que por alguna extraña razón me recordó mucho a Gino Cabiati.

Pero más allá de pronunciar ambas palabras, lo que me parece realmente impresionante es que efectivamente entiendes lo que estás diciendo: Dices “no” para rechazar algo y “sí” para aceptarlo.  Como te decía al principio de esta carta, eso es particularmente útil, pues ahora en lugar de tratar de interpretar tus gestos, puedo preguntarte directamente “¿Quieres esto?”

6-tips-to-deal-with-picky-eaters
Y obtener una respuesta clarísima

Lógicamente, continuaré tratando de reforzarte el lenguaje, pero siento que estamos dando pasos agigantados.  Próximamente estaremos escribiendo poemas, publicando libros y dando discursos…  ¿Qué dices? ¿Sí, o no?

Te quiere,

Papá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s