¿Qué estoy haciendo?

Esta pregunta me llegó como un rayo ayer, mientras te estaba cambiando para que te fueras a dormir, más de una hora antes de tu hora acostumbrada.

hqdefault1
¿Pero por qué?

Y es que llevaba todo el día teletrabajando, concentrado en un documento que tenía que entregar ése mismo día, y no te había podido prestar atención; aún a pesar que cada vez que me veías levantabas los brazos pidiéndome que te alzara, y llorando y gritando y pataleando porque no lo hacía.

A pesar que pasabas por mi lado y me halabas el pantalón o me lo rasguñabas para llamar mi atención y lograr que te alzara un momento y que tal vez miráramos algunos videos en el computador.  Pero yo estaba bastante ocupado y no podía levantarte, y no podía desconcentrarme de la labor en la que estaba.

fotonoticia_20150708085359_645
“Lo siento, estoy ocupado”

Así que te quedaste con tu nona, encerrados la mayor parte del tiempo para que no fueras a ir a buscarme.  Y no me acerqué a ti en todo el día, y no te presté mucha atención, concentrado en lo que estaba haciendo, con el tiempo en contra.  Y cada vez que me veías me hacías señas, y llorabas y gritabas, y me llamabas y tratabas por todos los medios de llamar mi atención, pero yo seguí incólume.  Y te quedabas llorando por largo rato.

Hasta que, ya entrada la tarde, tu nona me dijo que de pronto estabas molesto porque tenías sueño; así que te preparó un tetero y te lo trató de dar, pero tú no querías recibirle.  Así que me levanté, te alcé y te traté de dar el tetero, pero tampoco.

Baby boy, 6-11 months, holding baby bottle, crying
¿A ver?¡No quiero tetero!

Te llevé entonces a la habitación para cambiarte y alistar todo para que durmieras, más de una hora antes de lo acostumbrado.  Pero tú no querías: Te retorcías, peleabas y tratabas de alejarte.  Fue hasta entonces que me llegó la pregunta.

¿Qué estoy haciendo?

De pronto, dejé de pelear contigo.  Te alcé y te abracé y te llevé a tu habitación; y nos sentamos y comenzamos a jugar con tus juguetes y comencé a hacerte cosquillas y a jugar contigo y a darte botes; De pronto el llanto se había ido y había sido reemplazado por unas alegres carcajadas, y estábamos los dos pasándola de lo lindo, juntos.

father_playing_with_his_happy_and_smiling_baby_daughter
Como debe ser

Sólo bastó una hora -La hora que nos separaba de tu hora de sueño -, y la pasamos muy bien los dos.  Al final, estabas tan cansado que con toda la tranquilidad te dejaste cambiar, te tomaste tu tetero y después de tu ritual de sueño te quedaste profundamente dormido.

Y sí, tal vez unos minutos después habría podido dejarte ahí y seguir trabajando, pero en ese momento preferí seguir ahí a tu lado, y dormirme contigo.

Te quiere,

Papá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s