¡Levanta la Cabeza!

El día de ayer me subí al transmilenio y, como cosa rara, logré coger puesto; así que me senté cómodamente, al lado de la ventana, saqué mi celular y…

139
Lamento de antemano las pesadillas que causará esta imagen

Después de unas cuadras fui conciente de la estupidez que estaba haciendo: Acababa de salir de la oficina, llevaba frente al computador todo el día, y había estado todo el tiempo conectado con el mundo de una manera u otra.  No había pasado mucho en redes sociales, y en general estaba al día con los aconteceres del mundo y de mis amigos.  ¿Qué valor agregado me daba seguir pendiente del celular?

También era conciente del dolor de cuello por tener reclinada la cabeza y del dolor de hombros por estar mucho tiempo en el teclado.  Levanté la vista, y cuando vi por la ventana me dí cuenta que, a diferencia de lo que me imaginaba (Teniendo en cuenta que casi siempre este viaje lo hago ya por la noche), aún estaba de día.

original
Aunque las nubes ya estaban teñidas por ese color rosa del atardecer bogotano.

¿Por qué me estaba perdiendo de todo esto? ¿No era acaso algo que nunca volvería a ver? Me di cuenta entonces que por estar concentrado en mi celular probablemente me estaba perdiendo de otras cosas, mucho más simples, mucho más hermosas, que estaban ocurriendo a mi alrededor, y no a kilómetros de distancia.

Recuerdo que durante mi época Universitaria veía a la gente concentrada en el nivel del suelo, sin levantar la cabeza para ver las cosas interesantes que pasaban allí.  Muchas veces, caminando o mientras iba de pasajero en una buseta, miré hacia arriba y encontré nuevas cosas: Talleres de baile, anuncios de mariachis, un abogado, un taller de fotografía…

10570239_668531439905686_860301833_n
Todo un mundo perdido en el piso superior de la selva de cemento

Ahora, el tema se ha agudizado.  Ni siquiera miramos al frente.  Simplemente nos quedamos absortos en las pantallas de nuestros celulares de forma que a veces ni sabemos qué está pasando a nuestro alrededor -Muchos accidentes ocurren a causa de ello -o siquiera qué hora es.

Por eso te invito desde ya a que no te pierdas en el celular, o en el dispositivo que lo reemplace en su momento: Levanta la cabeza y descubre el mundo que existe más allá de esa diminuta pantalla, y que está deseoso de que lo conozcas, lo vivas y lo experimentes.

tetoverde

Te quiere,

Papá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s