Mi Generación

Comienzo esta carta con esta canción por el título, porque aunque ya haya nacido un poco después del ’73, al igual que Andrés Cepeda crecí en Bogotá y siempre he sentido que buena parte de ella se aplica a mi perfectamente: La toma del palacio, la carrera gloriosa de Lucho Herrera, el rock en español, las bombas de principios de los 90 y la Constitución del 91 fueron eventos que viví muy de cerca, junto con otros miles -millones -de Colombianos.

Y lo divertido es que de antemano sé que para ti todos estos eventos históricos que yo viví en carne propia serán simplemente textos en los libros de historia, tan ajenos para ti como el 9 de Abril de 1948, el Frente Nacional o incluso la toma de la embajada de la que habla Andrés Cepeda lo fueron para mí.  Y es que habiendo nacido tú a mis 37 años, es claro que nos separa una brecha generacional enorme, y que habrá cosas de mi generación que nunca alcanzarás a entender.

Como la música, por ejemplo, porque mi generación -al igual que las anteriores -vivió el karma de que sus mayores le dijeran que la música que escuchaban era demasiado ruidosa.  Sin embargo, creo que mi generación es la única a la que las generaciones posteriores le criticaron su música por ser demasiado ruidosa.  Algo que yo descubrí con tus primas Maria Camila y Daniela, y que queda un poco claro en este video, en el que se habla de una de mis bandas favoritas: Metallica.

Pero no solo nos caracterizamos por la música ruidosa (Y esas “pintas”[1] total y absolutamente negras que llevaron a tu abuelo a decir que yo me vestía como un chulo[2]).  Mi generación también creció con una enorme oferta de programación en televisión -En aquella época tenías que esperar un horario determinado para ver tus programas favoritos, ¿No te parece raro? -, y generalmente verás a los hijos de los 80s nostálgicos por sus programas favoritos.

Entre ellos, tuvimos mucha mayor oferta de televisión educativa que ninguna generación anterior, o posterior.  Recuerdo especialmente joyas como “El tesoro del saber“, “¿Puedo hacerlo yo?” y “El país de la amistad” (Algo que sólo vi después en el “Art Attack” de Disney).  También recuerdo que dentro de tanta oferta se colaban algunas cosas que probablemente habrían censurado en la actualidad.  Recuerdo, por ejemplo, haber visto en “El super agente Cobra” bastante violencia y unas imagenes muy sugestivas, que no creo que hoy en día hubieran sido consideradas apropiadas para la edad que yo tenía en ese entonces.

No recordaba esa placa de título dando vueltas, ¡Que cosa tan horrible!

De hecho, ahora que lo recuerdo, la violencia era una cosa normal en cine y televisión: Mi generación creció con “Star Wars” e “E.T.”, pero también con “Cobra”, “Rambo”, “Comando”, “Mad Max”, “El Vengador del Futuro”, “Terminator” y “Robocop”.  No en vano una de las canciones que recuerdo de ese “Rock en Español” que mencionaba el video inicial (Que al final ni era rock ni era originalmente en español) era la parodia “Masacre y Aniquilación” de La Trinca.

Ahora, que fuimos de las últimas generaciones que crecimos sin Internet (Al menos, sin la masificación de la misma, hasta nuestra adolescencia) y sin teléfonos celulares.  Cuando necesitabas encontrarte con una persona en un momento dado tenías que coordinar la cita previamente, y ser muy específico, porque una vez salieras de tu casa no había una nueva oportunidad de contactarte con ese alguien.

tumblr_lpblvjpyi31qzzh6g
Nuestras vidas amorosas eran muchísimo más aleatorias que hoy en día

Igual, sin Internet, fuimos la última generación que hizo la mayor parte de su investigación escolar (Y hasta Universitaria) en libros, yendo a la biblioteca y buscando entre millares de “fichas bibliográficas” para encontrar el tema de su interés, sólo para hojear entre cientos de páginas y no encontrar absolutamente nada que nos sirviera.

En su “Pelota de Letras”, Andrés López clasifica a su generación como la de “La guayaba”, por aquello del jugo de guayaba en la lonchera escolar.  Técnicamente, yo pertenezco a la generación siguiente, la X, aunque al igual que pasa con la canción de Andrés Cepeda, muchas de las cosas que menciona López en su stand-up comedy también me son familiares, y supongo que eso te ayudará a entender un poco más a mi generación.

En últimas, supongo que tu generación y la mía no son tan distintas, pero espero que seas conciente de todas esas diferencias, de las que apenas alcanzo a enunciar algunas en estas líneas, y que supongo serán un buen punto de partida para entenderme a mi, como padre.

Te quiere,

Papá

[1] En colombia, la “pinta” se refiere al atuendo o la vestimenta.

[2] Por si acaso, al hablar de “chulo” me refiero a un buitre negro, o gallinazo.

Anuncios

Un comentario en “Mi Generación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s