…Y la Amistad

El “Día del Amor y la Amistad” es el equivalente colombiano al San Valentín norteamericano, con algunas diferencias: La más obvia es que se celebra en Septiembre y no en Febrero.  Adicionalmente, a diferencia de aquella fecha, esta no tiene una connotación religiosa.  Finalmente, aún a pesar que al igual que en San Valentín la gente regale flores y chocolates, y que tenga un acercamiento especial con la persona que ama, esta fecha también está atada a otras personas, que por lo menos para mí son casi tan importantes.

nuevos
Los amigos

Lo curioso es que en realidad yo me crié en un ambiente en el que los amigos no eran tan importantes: Tu abuela no es una persona de grandes amistades, y tu nono tampoco.  Mi tía July si tiene un grupo de amigas que la acompañan desde el colegio, pero por alguna extraña razón yo vine a ser conciente de ellas ya en mi edad adulta.  Tal vez las amistades más cercanas que conocí en mi entorno fueron las de Tuti, quienes la visitaban cada ocho días para “adelantar cuaderno” y jugar cartas.

Pero yo sí hice varias amistades, algunas de las cuales se me perdieron en el vacío del tiempo y del espacio a causa de cambios de barrio y de colegio; otras que persisten apenas como lazos delgados que persisten allí por la gracia del Facebook; otras, finalmente, que han perdurado y que continuamente me nutren de fuerza, da apoyo moral y de buenos momentos.

amigos1
Que están ahí “pa’ las que sea”

¿Que cómo se consiguen amigos como esos?  Realmente no sabría decírtelo.  Creo que he sido un poco afortunado en ese sentido: He conocido personas maravillosas a lo largo de este camino que es la vida, y he podido entablar una amistad fuerte y duradera con algunas de ellas.  En algunos casos, los juegos de rol han ayudado; en otros, el compartir tardes bohemias de cuentos y de conversaciones.  Incluso, algunas de las mujeres que más quise (O que más me gustaron) a lo largo de mi vida terminaron por convertirse en unas muy buenas amigas.

También he sido afortunado en que he tenido amistades muy sanas, que en general no me han tratado de inducir a vicios o a hacer cosas que normalmente no haría.  Tampoco puedo decir que haya tenido un amigo que haya traicionado mi confianza, o con quien haya tenido un pleito que no se pudiera solucionar (Incluso el más grande de ellos pudo ser manejado con madurez y diálogo).  En esto, espero que cuentes con tanta suerte como yo he tenido, porque a decir verdad no puedo decir que “he seleccionado a mis amigos”.

wood-chip-stumble2
De hecho, mi primer gran amigo fue alguien con quien me tropecé…  Literalmente.

Pero si a lo largo de tu vida conoces personas interesantes, valiosas, con quienes te sientas bien, con quienes puedas hablar, jugar o simplemente pasar un buen momento sin necesidad de hacer nada más.  Si conoces personas con quienes compartas gustos, intereses, experiencias de vida y cualquier tipo de afinidad, probablemente vas por el buen camino.  La amistad, escucharás alguna vez, es algo que se construye, no que se presenta por sí misma.

Ahora, que te pido desde ya que no caigas en la trampa de clasificar a tus amigos (Yo lo hice en alguna época, y realmente eso no te sirve de nada).  Si alguien te pide que le digas quién es tu mejor amigo, no le pongas atención…  Dile que todos son buenos, y que no tienes jerarquías.  No hay amigos “mejores” que otros, sólo amigos con los que compartes unas u otras cosas.  Por eso generalmente uno tiene más que un amigo.

bart
Aunque si tienes un sólo, buen amigo, también está bien

Tampoco te dejes llevar por las redes sociales o por la inercia de los diferentes círculos en los que participarás.  No todos tus contactos en Facebook son necesariamente tus “amigos”, y no todo aquel con el que compartes eventualmente también lo es.  Los amigos son aquellos que tú eliges, y que a su vez te eligen a tí, por todo un sinnúmero de afinidades y de elementos en común que los hacen ser compatibles.  No simplemente porque se cruzaron fugazmente en el mundo real, o en el virtual.

En últimas, la razón de ser de esta carta es celebrar a los amigos: Agradecer a la vida por darme la oportunidad de conocer a tantas personas tan maravillosas a quienes puedo contar como tales, y lanzar un deseo al infinito en espera que tú tengas la oportunidad de conocer personas así, que te acompañen en el camino, que te den ánimo cuando lo necesitas, que te puedan dar un consejo (Incluso cuando a veces no los escuches), una palabra de aliento, o simplemente que puedan compartir contigo una sonrisa o un buen momento.

two-friends-love

Y que algún día les puedas decir, como yo hoy, a todos ellos: “Feliz día del amor…  Y la amistad”.

Te quiere,

Papá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s