Los Hombres no Lloran

Dicen por ahí que los hombres no lloran.  Yo te voy a decir de una vez: Eso es mentira.  Y te voy a hacer de paso una confesión: Momentos antes de comenzar a escribir esta carta estaba llorando a moco tendido.

tumblr_nts00qegbw1uzhqvxo1_500

Hace tiempo que no reporto casi nada acerca de los aconteceres de tu vida, pero para contextualizar te contaré que llevas ya un par de semanas enfermo: Al parecer en algún momento contrajiste una virosis que te ha provocado una diarrea que no ha cesado en 15 días, que te ha bajado de peso, te tiene la colita quemada y se ha llevado toda nuestra reserva de pañales.

Hace una semana te vio un médico aquí en la casa, y básicamente lo que nos dijo era que debíamos mantenerte hidratado con suero oral, ponerte mucha crema y darte bacilos para que no se te fuera toda la flora intestinal.  Básicamente, lo único que podíamos hacer era esperar, y si la diarrea persistía, ir a urgencias a que te tomaran unos éxamenes.

home2-634x350

Pues bien, la diarrea continuó, y nos fuimos a urgencias con tu mamá y contigo, y básicamente nos dijeron lo mismo: Suero, crema y bacilos, y esperar a que pase.  Volvimos con el rabo entre las piernas, y nos dedicamos a esperar…

Pero hay enfermedades que son oportunistas, y como la diarrea te ha bajado las defensas te atacó además una gripa llorosa bastante aburridora, que te tiene con un flujo nasal constante, no te deja dormir muy bien que digamos (Y de paso a nosotros tampoco) y te mantiene incómodo y con un poco de tos.

boogers-nov08-istock
Aunque, como siempre, con la mejor actitud

En este contexto llegué hoy a la casa y te encontré en los brazos de tu nona, quien trataba de dormirte.  Sin embargo, con tu oído superdesarrollado, apenas llegué a casa quedaste sentado, y apenas me viste me hiciste gestos para que te alzara.

Pero yo llegaba de fuera, y tenía que entrar un momento al baño antes de estar contigo, así que me fui corriendo prometiendo regresar en instantes y dejándote (Como suele pasar) llorando en brazos de tu nona.

gallery-1428605655-baby-wants-to-be-picked-up-980
Odio cuando eso sucede.

Pero cuando volví apenas pude y te cargué, el llanto no cesó (Como suele hacer).  Tu seguías llorando y gritando con todas tus fuerzas, total y absolutamente inconsolable.  Y nada de lo que hacía parecía calmarte: Te cargué de una forma, te cargué de otra, te recosté en la cama, te salté, te llevé a tu cuarto y te acerqué un muñeco, y nada.  El llanto no paraba, y era tan absolutamente desgarrador que yo no sabía qué hacer.

Tu nona al lado mío me recordaba que estabas malito, y conjeturaba que tal vez te estaba doliendo la garganta.  Como el llanto no cesaba, y no parecía algo normal, me pareció prudente llamar al servicio médico para que viniera a verte…  Y me encontré con un mensaje que me dejó frío: “Su servicio no se encuentra activo”.

aaeaaqaaaaaaaamzaaaajddhogjhzmu1lwuwngmtngvkys04odi1ltlhngy2y2rjyzdmyq
Ni servicio médico, ni urgencias…  Nada

Llamé a tu mamá contigo gritando al lado mío y apenas dejándome escuchar lo que ella decía.  Ella me aseguraba que lo había pagado el día anterior, y que ya iba a salir para la casa.  Le pedí que se apresurara, mientras me quedaba sin muchas opciones, y sin la más remota idea de qué hacer.

Pero entonces llegó tu nona a rescatarme.  Y aunque reconozco que generalmente soy un poco celoso con ella, y reacio a que ella te “rescate” de mis brazos, esta vez estaba tan desesperado que accedí a que te cargara y te apartara de mi lado.  En realidad no dejaste de llorar, pero sí te calmaste un poco, y yo pude recuperar un poco la compostura mientras tu mamá llegaba.

super-mom
Al rescate, como siempre

Efectivamente, no fue más que cargarte para que te calmaras del todo y que de pronto todo volviera a la normalidad.  Tú te quedaste abrazado a ella un rato, y yo me senté a verlos, con la tranquilidad de que finalmente todo estaba bien.  Efectivamente llamamos de nuevo al médico, y de pronto todo funcionó (El servicio se restablece 24 horas después del pago, y yo al parecer había llamado a la hora 23), pero en ese momento ya no era necesario, así que lo descartamos.

Pero entonces todo el atajo de nervios que habían ido creciendo durante la hora anterior se me desbordó, y no pude más que sentarme a llorar.

Te quiere,

Papá

Anuncios

2 comentarios en “Los Hombres no Lloran

  1. Pingback: Cartas a Stefan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s