Downshifting… ¿Qué necesitas?

En la carta de ayer te planteaba la cuestión de pensar en qué harías si no tuvieras qué preocuparte por temas de dinero.  Me gustaría hoy retomar el tema para preguntarte: ¿Y si eso no fuera tan complicado?

moneyworries
No me digas…

En el mundo de hoy, los seres humanos frecuentemente nos vemos ahogados por las deudas, por los recibos, por los impuestos y por una gran cantidad de necesidades financieras a las que con frecuencia no logramos dar abasto.  Y si a eso sumamos lo agobiante que resulta a veces la sociedad de consumo, en ocasiones ni siquiera sabemos cómo llegar a fin de mes.

Pero, ¿Será que todo ello es necesario? ¿De verdad necesitamos la mejor casa, el mejor carro, el último iPhone y toda esa serie de artilugios que compramos simplemente para darnos un estatus?

tumblr_ljm8b2ddps1qi5a0fo1_500
¿De qué hablas, viejo?

Alrededor del mundo se ha comenzado a plantear un fenómeno conocido como el Downshifting, en el que las personas cambian un modo de vida lujoso y deseable en lo financiero, pero particularmente estresante, por un estilo de vida con menores ingresos, pero a la vez con menos presión financiera.

La idea es preguntarte ¿Realmente qué necesitas? ¿Tienes qué vivir en el sector más lujoso de la ciudad, con los costos y los impuestos que eso genera? ¿O puedes vivir en un sector más relajado, o incluso -como Gino y Mónica -fuera de la ciudad? ¿Te tienes que movilizar en un carro último modelo, o puedes tomar el transporte público o -como mi amigo Diego -irte en bicicleta?

go-bike-launch-rider-5-9-12
Económico, ecológico y muy saludable

Y las preguntas siguen: ¿Tienes necesariamente que tener la última tecnología, o puedes vivir con algo de hace un par de años, o de segunda? ¿Tienes que comprar tu ropa en tiendas de marca, o -como me enseñó tu mamá cuando nos conocimos -puedes comprarla en San Andresito? ¿Tienes qué comer siempre en los mejores restaurantes, o puedes buscar un almuerzo casero más económico?

Ahora, no estoy diciendo que no te puedas dar un gusto de vez en cuando, ni que descuides completamente todos los aspectos de tu vida buscando economías que al final terminarán siendo marginales, o que no justificarán el sacrificio.  Lo que te digo es que con frecuencia nos complicamos mucho la vida con cosas que no agregan mucho valor y sí nos generan gastos innecesarios.

cr_13142_no_hay_comida

En últimas, como todo lo que encuentres en este blog, la decisión es tuya.  Sólo quiero que tengas en cuenta que al final, lo importante es que sepas manejar tus finanzas de forma que no tengas que estar sufriendo todo el tiempo, y hay formas bastante sencillas de hacerlo.

Te quiere,

Papá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s