De Viajes en el Tiempo

Al principio de la carta de ayer mencionaba un mensaje de un amigo al que no veo hace ya un tiempo, y con quien tuve un desencuentro mayúsculo en el pasado.  Un mensaje que no revelaré aquí por un tema de confidencialidad, de confianza y de que simplemente no viene al caso; y del que simplemente diré que planteaba una posibilidad que he escuchado varias veces: ¿Qué tal si pudieras viajar en el tiempo y darte información que cambiara tu vida?

Debo reconocer que ese pensamiento fue uno de los que dio origen a este blog: La idea de pasarle información a una versión más jóven, más inexperta, de mí mismo.  Lógicamente, esa versión de mí la proyecté en tí, pero ¿Y si fuera posible que el receptor de esa información no fueras tú sino mi yo pasado? ¿Qué le diría?

Claramente, a diferencia de los consejos abstractos que te doy a través de estas cartas, a mí mismo podría darme consejos mucho más concretos, sabiendo la realidad de lo que sucedió a raíz de diferentes decisiones.  Y aunque reconozco que es una idea brillante, aclaro que estoy hablando de consejos específicos a tu vida, no de consejos al estilo Biff Tannen (“Te traigo el libro de los ganadores de deportes desde el 2000 en adelante”).

ac11605551fec52a589eb7707e14a3e13a69ca59
“Invierte en acciones”, sería más mi estilo

Si pudiera volver un año al pasado, me diría a mí mismo que debería trabajar desde entonces en lo que estoy trabajando ahora.  No perder un año por simple falta de experiencia y de preparación.

Si pudiera volver cinco años al pasado, me diría a mi mismo que me preparara psicológicamente para pedir un préstamo, y que lo hiciera de una vez…  Probablemente el obtener mi título de especialización habría sido mucho más fácil si no hubiera tratado de hacerlo totalmente por mis propios medios.  De hecho, probablemente me aconsejaría buscar una maestría -No una especialización -, y ojalá en un tema más acorde a mi vocación, sin dejarme llevar por el impulso del momento.

177igf

Si pudiera volver 7 años al pasado, me forzaría a mí mismo a meterle más ganas a mi trabajo, para no salir de allí con aquella desagradable sensación de que pude haber hecho las cosas mejor.  Y probablemente me advertiría que no me metiera en una empresa en la que de antemano sospechaba que no me iban a pagar (Aunque sabría que eso me impediría reconectarme con una de mis mejores amigas, y conocer a otra).

Si pudiera volver 12 años al pasado, me diría a mí mismo que aprovechara la vida académica y mis excelentes resultados para tomar una maestría, y que para ello contemplara una gama de opciones diferentes, sin limitarme a una sola.  De paso me advertiría acerca de una persona que llegaría a mi vida en esos años y que la sacudiría por completo, para estar un poco más preparado para aquella situación.

funniest_memes_young-i-was_15966

Si pudiera volver 15 años al pasado, me recordaría a mí mismo quién fue mi primer amor, y me instaría a no dejarla ir tan fácilmente.  Me obligaría también a ponerle más atención a la Universidad, para estar realmente a la altura del esfuerzo que para ese entonces estaban haciendo mis padres.

Adicionalmente, me pediría ponerle más atención a mis amigos: A Diana, con quien las cosas cambiaron después de una fiesta que se malogró; a Juan Carlos, con quien hubo una ruptura durante un largo tiempo; a Johanna, con quien nos distanciamos por culpa de un trabajo horrible; pero sobre todo a aquel amigo anónimo a quien le fallé por no haber estado allí.

Captura

Si pudiera volver más de 20 años al pasado, me forzaría a mí mismo a meterle ganas a la preparación para las Olimpiadas de Computación: Sin importar que no me motivara, habría sido una experiencia que me habría gustado vivir.  Eso sí, me aseguraría de cambiar el rumbo inmediatamente después, no de ponerme a estudiar una carrera que no me motivaba desde un principio.

También me diría a mí mismo que aunque no estaba mal buscar mis raíces -y que gracias a ello encontraría a personas que serían muy importantes en mi vida -, tenía que tener cuidado en hacerlo sin herir los sentimientos de la persona más importante de todas, aquella que me ha dado todo y a la que le debo todo.

978-84-8452-641-4_g

Lo extraño de todo este planteamiento es que cualquiera de los cambios de los que hablo en esta carta habría planteado de inmediato un runbo totalmente diferente a mi vida -Mayor y más incierto para los cambios más lejanos en el tiempo.  En muchos de ellos probablemente tu mamá y yo no nos habríamos conocido, y ciertamente no te estaría escribiendo estas cartas.

Al final, todo lo que he vivido, las decisiones que he tomado e incluso los errores que he cometido me han llevado a donde estoy ahora: A las 10:30pm, en mi cama, a oscuras, con tu mamá al lado y contigo a unos pocos metros.  Y tal vez haya aún inquietudes o cuestionamientos acerca de las decisiones que tomé en su momento, y haya acaso alguna que otra insatisfacción con el rumbo que ha tomado mi vida, pero en últimas, sólo puedo decir:

12480jpg

Te quiere,

Papá

 

Anuncios

2 comentarios en “De Viajes en el Tiempo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s