Ejercicios con Bebés

Creo que ya te había comentado que en realidad no soy la persona más deportiva del mundo: Por un lado, mis problemas de salud unidos a la exigencia de mis profesores hicieron que nunca desarrollara una relación particularmente amistosa con la actividad física, y por el otro nunca tuve la disciplina para dedicarle mucho tiempo.

Lo divertido es que aún a pesar de ello, aunque no puedo decir que tengo un estado físico espectacular, sí creo que estoy ligeramente por encima del promedio.  Verás, a pesar que no “hago ejercicio”, camino tanto como puedo, mi intolerancia a esperar ascensores hace que suba muchas escaleras y cada vez que puedo bailo como loco.

Además, en los últimos meses he descubierto nuevas formas de ejercicio, con tu ayuda.  Como te mencionaba hace poco, cuando llego a la casa procuro aprovechar el tiempo para jugar contigo tanto como puedo, y eso en sí es toda una actividad física, tanto más cuando a medida que subes de peso la actividad se va volviendo cada vez más y más exigente.

Hace algunos meses mi compañera Paloma me dijo que debería comenzar a promocionar mi blog mostrando las diferentes formas de ejercitarse con un bebé.  Para aligerar un poco el denso tema de la última carta, procederé a seguir su consejo:

Abdominales

El ejercicio probablemente más básico, y el que uno hace casi sin darse cuenta, son las abdominales.  Básicamente, te siento a la altura del abdomen, y comienzo a acercarme y a alejarme, haciéndote muecas y (Esto es muy importante) balbuceándote tonterías.

mom-baby-workout-3
“Quén es uno ñiño peshosho”

Probablemente no es la forma más exigente de hacer abdominales, porque definitivamente no puedes contraer los músculos demasiado (So pena de “apachurrarte”), pero generalmente debes mantenerlos contraídos un buen tiempo subiendo y bajando.  Eso sí, a medida que pasa el tiempo, este es un ejercicio que para el bebé comienza a ser cada vez menos interesante.

Acerca y Aleja

Este fue el que me hizo percatar de que en realidad estaba haciendo ejercicio, particularmente porque mi amigo Carlos lo comentó cuando me vió hacerlo.  Yo simplemente estaba sosteniéndote frente a mí con los brazos estirados, y acercándote y alejándote una y otra vez, nuevamente haciendo cara de idiota y balbuceando cosas sin sentido.

img_0391-e1417458297732
“Venga pa’ acá, hemosho”

Este es un ejercicio que a tí te encanta, y que tiene una gran cantidad de posibles variaciones, particularmente dándote la vuelta y acercándote a otra persona o al espejo: Gran diversión para tí, gran ejercicio para mí.

También se puede hacer estando con la espalda contra el suelo y subiéndote y bajándote en lugar de acercarte y alejarte estando de pie.  Hoy en día, sin embargo, ya eres lo suficientemente grande y pesado (Y te mueves lo suficiente) para que esta variación sea particularmente complicada.

Sube y Baja

Similar al anterior, este consiste en alzarte en mis brazos sobre mi cabeza y volverte a bajar, una y otra vez (Aunque la modelo de la imagen también hace sentadillas, yo hasta ahora he omitido esa parte).  De nuevo, es un ejercicio que a tí te encanta, y que te hace reír bastante.

img_0389
Pero para el que hay que tener cuidado con los techos bajos

Contraer las Piernas

Este fue un ejercicio que aprendimos en Gymboree la ventiúnica vez que fuimos.  Consiste en acostarme sobre mi espalda y, contrayendo las piernas, subirte sobre mis canillas sosteniéndote de los brazos.  Una vez allí, comienzo a contraer las piernas y a estirarlas hasta donde nos den los brazos, haciéndote reír mientras hago una suerte de abdominales inversas.

workout-mom-baby_700x700_shutterstock_133540619
Duele, pero tú eres feliz

Al igual que con otros ejercicios, en este tu crecimiento está haciéndolo un poco más difícil, ya que a estas alturas te distraes con facilidad y te da por bajarte, lo que termina en un aparatoso intento de equilibrarme y sostenerte a la vez que no creo que sea tan beneficioso como el ejercicio original.

Giros de Cintura

Este es probablemente el que más me gusta hacer contigo, no sólo porque te hace reír bastante -Especialmente cuando hay una persona (Generalmente tu mamá) detrás para hacerte muecas y fiestas -, sino también porque en realidad siento el beneficio en forma casi automática, y me alivia mucho la tensión de un día de trabajo.

Lamentablemente, no tengo una imagen que muestre exactamente cómo es el ejercicio, así que trataré de encontrar lo más parecido a lo que quiero decir y trataré de describir lo mejor posible cómo es el ejercicio.

font-b-twist-b-font-boards-fitness-waist-twisting-font-b-disc-b-font-exerciser
Y sí, pensé que al menos en este* iba a encontrar la imagen de un hombre, pero tampoco.

Comienzo cargándote de espaldas a mí, rodeándote con ambos brazos a la altura de mi pecho.  Después, te suelto de un brazo y abro el otro para apoyarte en mi cadera, a la vez que giro el torso para quedar mirando hacia atrás; con tu peso en mi brazo, siento la tensión tanto en mi costado como en la espalda y en el brazo.  Luego, te devuelvo a la posición original, y repito el ejercicio con el otro brazo.

Como te digo, este ejercicio es particularmente divertido cuando hay alguien atrás, porque tú también quedas mirando hacia atrás alternadamente por un lado y por el otro, y así te pueden jugar y hacer juegos y muecas.

Te quiere,

Papá

P.D. Notarás que a pesar que sea yo quien hace todos estos ejercicios contigo, las imágenes que pude encontrar en Internet son casi exclusivamente de mujeres.  No sé si es otro caso de discriminación, o si sólo a las mamás -y a mí -nos da por hacer estas cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s