¿Bupenpfield? (Parte 5: El Camino a la Redención)

¿Sabes? Hay una cosa que no me gusta de las series estadounidenses: Estas se dividen en temporadas, que cubren unos veintitantos capítulos en el mismo número de semanas.  Como el año es de 52 semanas, suelen buscar mantener la atención del público dejando la historia en un climax que sea recordado por las veintitantas semanas restantes, pero generalmente no pueden continuar por el camino que han tomado, así que en el primer capítulo de la siguiente temporada resuelven el climax y todo vuelve rápidamente a la normalidad.

smallville-season-1-promo-105
¡Así me perdiste, Smallville!

Y aunque esta carta va a comenzar más o menos de esa manera, no puedo hacer suficiente énfasis en que esta narración en retrospectiva hace que las cosas suenen mucho más fáciles y rápidas de lo que realmente fueron.  En realidad, el camino a la redención -si así lo puedo llamar -fue bastante tortuoso y tomó alrededor del año.

Como en alcohólicos anónimos, todo comenzó por darme cuenta que tenía un problema, porque en algún momento estaba tan concentrado en “mi nueva vida” que en realidad no me percataba de lo que estaba perdiendo.  Sabía que algo andaba mal, especialmente con mi mejor amigo, pero no era conciente de qué tan mal.  Continuamente le decía “Tenemos qué hablar”, y el asentía con desdén.  Pero un día entre los días, esa misma frase obtuvo una respuesta que no me esperaba:

como

Recuerdo que de inmediato sentí pánico ante la inminencia de una confrontación a la que le había “hecho el quite” por tanto tiempo; pero al final, yo elegí el momento y él el lugar (Claramente su territorio).  Una semana después, nos encontramos en el sitio indicado y nos tomamos un trago.  Todo comenzó como una conversación normal, algo cordial, pero con una cierta tensión en el ambiente.  Al rato nos fuimos a otro sitio, más “neutral”, y allí comenzó la conversación de verdad.

Lo que allí se dijo es irrelevante.  Baste decir que se dijo todo lo que se tenía que decir, que se hizo catarsis y que se expusieron todas las grietas que habían surgido en esa amistad de tantos años.  Pero más allá de eso, esa conversación me hizo ver cómo me conocía mi amigo, e incluso cómo lo conocía yo a él, porque a cada paso del camino no era cada uno de nosotros lo que decía lo que estaba pensando, sino que él me decía lo que yo había pensado, dicho y hecho, y viceversa.

image

Al final de esta conversación estábamos ahí, dos amigos cuya amistad acababa de pasar el peor momento de su historia, pero que finalmente habían puesto todas las cartas sobre la mesa.  El ejercicio fue liberador -creo -para ambos, pero como en toda intervención quirúrgica, el hecho de cerrar las heridas no era suficiente: Nuestra amistad estaba en un período de convalescencia, y tardaría un tiempo en recuperarse del todo.

¿Sabes? Viéndolo en retrospectiva creo que a pesar que la iniciativa no vino de mi parte, el hecho de confrontar el meollo del problema desde el principio, en lugar de seguir aplicando “paños de agua tibia” fue lo mejor que pudo haber pasado.  Una vez resueltas las diferencias más difíciles, fue mucho más fácil hablar con el resto del grupo y solventar las que habían surgido con ellos.

p17l5r321f3dv15bscko90f73v2
Como un hijo pródigo moderno

En últimas, durante la “Época Oscura” me perdí de unas partidas de Call of Cthulhu dirigidas por Ricardo, que sin duda contaron con su excelente narrativa y manejo del ambiente; y de muchas otras actividades de las que aún hoy cuando las recuerdan me digo a mí mismo que no debí perderme.  Pero creo que más importante que todo eso es que al final no perdí a mis amigos.

Te quiere,

Papá

 

 

 

Anuncios

2 comentarios en “¿Bupenpfield? (Parte 5: El Camino a la Redención)

  1. Pingback: Cartas a Stefan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s