Imágenes Automáticas

Después de más de un año de escribir este blog, hemos llegado finalmente a la carta número 250 (Y si bien hace unos días me preguntaba si tú leerías estas cartas, hoy mi inquietud es si alcanzarás a leerlas todas).  Como es mi costumbre en estos números tan redondos -Y debido a que las últimas dos han estado un poco melancólicas -, esta carta se desviará un poco de los temas normales, para hablar de mi experiencia con este blog.

save-custom-post-meta
Algo así como un “metapost”

Poco después de comenzar esta travesía, descubrí que WordPress se vincula fácilmente con las redes sociales para compartir a través de ellas lo que se publica; y prontamente comencé a compartir estas cartas en Facebook, Twitter y Google+.  En el último año, por ejemplo, este sitio ha recibido más de 1000 visitas provenientes de Facebook, 10 de Twitter y (Como raro) ninguna de Google+.

Pero lo interesante no es tanto que se pueda compartir en redes sociales, sino el cómo se comparte…  Por ejemplo, en Facebook y en Google+ se copia el texto del primer párrafo de cada carta, con puntos suspensivos; mientras que en Twitter se copia únicamente el título de cada entrada, con un enlace al contenido.  En todos los casos, se comparte también una imagen que se toma aleatoriamente de las que se encuentran dentro del post.

funny-wtf-picture-unrelated-29
Ilustrada: Una imagen completamente al azar

Y el hecho de que tome esa imagen en forma aleatoria ha generado varios fenómenos que van desde lo divertido hasta lo molesto.  El más obvio de ellos es que más de una vez la imagen que aparece en redes sociales -y que se supone que ilustra el contenido de cada carta -es en realidad una fotografía que apenas tiene que ver con lo que estoy hablando dentro de la misma.

Incluso, en ocasiones la imagen seleccionada es totalmente terrible, y no invita en absoluto a leer la carta, como me sucedió con una carta reciente en la que hablaba del valor de los juegos de rol en la crianza de los niños (Modestia aparte creo que es una de las cartas más interesantes de este blog para compartir con mis amigos y con otros padres), pero la imagen seleccionada fue una imagen cruda de una hoja de personaje que no invitaba en absoluto a mirar el contenido.

a5_simplesheet
Esta imagen

Debido a esto, he comenzado a “hacerle barra” a las diferentes imágenes de cada carta, esperando que el motor aleatorio que las selecciona escoja la que yo quiero que se publique, y con frecuencia una vez publico cada carta me voy directamente a Facebook a mirar cual fue finalmente seleccionada.  Esta revisión generalmente termina con un suspiro de alivio, aunque más de una vez me he llevado muy gratas sorpresas, al igual que frecuentemente he dejado escapar un “¡ouch!” al mejor estilo de Homero Simpson.  Y lo peor de todo es que una vez seleccionada la imagen, no tengo idea de cómo cambiarla.

Pero el otro fenómeno que se produce en esos casos es cuando el motor de selección escoge, por pura casualidad, una foto tuya.  Y es que aunque finalmente estas cartas son principalmente para tí, y el hecho de que mis contactos en redes sociales las vean o no debería ser irrelevante, en últimas tengo que reconocer que me gusta que mis amigos lean este blog, le den “me gusta” en facebook y hagan sus comentarios, tanto allá como acá.

tumblr_lx5v5yxel91r6kt2lo1_500
Como dije 50 cartas atrás, esta frase es música para mis oídos

Pero debo reconocer que es muy frustrante, e incluso un poco molesto, escribir toda una carta y que cuando se publica en redes sociales -con una foto tuya -tenga en Facebook docenas de “likes” y un listado de comentarios diciendo que cómo has crecido, que tan bonito, que Dios te bendiga…  Y por otro lado mirar las estadísticas de WordPress y darme cuenta que en realidad casi nadie se tomó la molestia de leer la condenada carta.  Todos se detuvieron en la foto, y se les pasó darle “click”.

En ese sentido, debo decir que me encantan aquellas cartas en que incluyo una foto tuya -maravillosa como siempre -y por alguna razón el motor de selección escoge cualquier otra imagen.  De esta manera sé que sólo aquellos que se toman la molestia de darle click al enlace, sin saber si van a encontrar una carta maravillosa o una aburridísima (Como esta), de todos modos van a encontrar el tesoro escondido en ella.

how-heavy-is-thors-hammer
Only the worthy…

Ahora, hablando de esto, debo aprovechar este punto para agradecer a todos los que han leído hasta aquí, y de paso a todos aquellos que me han acompañado en el camino de estas 250 cartas (No importa que haya sido en sólo algunas de las 250).  A los que siguen el blog, y a los que están pendientes de cuando publico en redes sociales.  Tengo que decir que es gratificante saber que ustedes están allí del otro lado, aún cuando en muchos casos no sé quienes son; y que me encanta recibir sus comentarios y su retroalimentación.

Y para terminar esta carta, y como forma de mostrar ese agradecimiento, voy a compartirles una foto de Stefan en sus ya casi 10 meses de edad.  Espero sinceramente que sea únicamente para ustedes, pero como mencioné anteriormente, la selección de imágenes en redes sociales es completamente aleatoria, así que en realidad no lo puedo prometer…

img_20160522_131505517.jpg

Saludos,

Wolf

Actualización: Al parecer, me salí con la mía.  La imagen en Facebook es la misma de la hoja de personaje medio chambona que salió para ilustrar la carta de los juegos de rol.

 

Anuncios

Un comentario en “Imágenes Automáticas

  1. Pingback: Cartas a Stefan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s