Juegos de Rol

Hace un año que compré el libro “Geek Dad“, y en realidad creo que aún estoy lejos de aplicar ninguna de las técnicas y los juegos propuestos en este libro.  Sin embargo, ya que en la entrada anterior hablé bastante de mi grupo de juegos de rol, y realmente no hablé mucho de los juegos de rol como tal; voy a aprovechar para hablar de una de las ideas más interesantes de ese libro.

geek-dad-2011
Como verte genial con tu chaleco de rombos

Muchos padres tienen dificultades para lograr que sus hijos hagan sus tareas, ayuden en la casa, se comporten adecuadamente y en general sigan las reglas de la casa y asuman sus responsabilidades como miembros de la familia.  Ante esta dificultad, el libro en cuestión plantea la posibilidad de asumir estos temas de crianza como un juego de rol.

El principio es simple: Al igual que en los juegos de rol tradicionales, lo primero que el niño hace es “crear su personaje”, anotando en una hoja -en colaboración con sus padres -sus atributos en diferentes campos.

a5_simplesheet
Hoja que será el mapa de ruta para el resto del juego

 

Ahora viene la parte interesante de la idea, y es que al igual que en los juegos de rol tradicionales, el niño al jugar comienza a acumular “Puntos de experiencia”.  ¿Y cómo lo hace?  Cumpliendo con las tareas de la casa, haciendo sus deberes escolares, y en general comportándose de acuerdo a lo acordado previamente con sus padres.  Por otro lado, puede haber retos específicos, que cuando se logren dan puntos adicionales.

 

Con los puntos de experiencia, el niño puede “comprar” diferentes privilegios: Más horas de televisión o en el computador, un permiso especial o el cumplir algún antojo, cierta autonomía u otras cosas que el niño quiera, y ojalá que le ayuden a empoderarse como un miembro productivo de la familia, que tiene cada vez más autonomía y a quien se le delega cada vez más responsabilidad.

scott-pilgrim-level-up
Subiendo de nivel, a medida que lo hace

El formato de juego de rol tiene unas ventajas adicionales, como el hecho de llevar la “contabilidad” de la mesada (Todos los jugadores de rol hemos tenido que llevar nuestras cuentas en la hoja de personaje), y le mete un factor de imaginación al mundo, que me parece que le falta.  Lógicamente, las estrategias de gamificación se pueden llevar hasta donde se quieran, dando “medallas” o premios especiales por ciertas cosas, para generar motivadores particulares.

 

Lógicamente, una de las trampas en las que se puede caer es que el medio (Los puntos de experiencia, las medallas o el incentivo que estos consiguen) se vuelva el fin, como pasa con las notas en el colegio; y que el niño haga las cosas más por conseguir incentivos que por que es lo que hay que hacer.  Por ello, me parece importante que esta estrategia (O cualquier otra) vaya acompañada de un diálogo permanente con él.

bvtmiv-cyaevcic
Y si eso no da lugar a conversaciones interesantes con tu hijo, no sé qué lo hará

Y pues, eso es todo, en lo que respecta a esta carta.  Obviamente, la idea no es copiar aquí todo el contenido del libro en este aspecto, sino más bien dar unos parámetros generales y dejar a aquellos que estén interesados o bien comprar el libro o bien detallar los pormenores ellos mismos, con su propia creatividad.

Saludos,

Wolf

 

Anuncios

Un comentario en “Juegos de Rol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s