Una Noche en el Museo

En medio de nuestra escapada a Los Ángeles, tus primas Daniela y María Camila han querido organizar un itinerario para que conozcamos y nos divirtamos un poco.  Ayer, por ejemplo, seleccionaron el museo Getty, uno de los museos de arte más visitados en los Estados Unidos, que figura en TripAdvisor como la mejor actividad para hacer en Los Ángeles.

getty
Este lugar

Salimos un poco tarde, en gran parte porque tu prima tenía que estudiar y debía recorrer un camino de más de una hora para venir a recogernos; y en el camino por alguna razón los carros en los que íbamos comenzaron a desbaratarse (En medio del camino perdimos uno de los cauchitos protectores laterales y uno de los espejos retrovisores, así que más que en una autopista de Los Ángeles parecía que estábamos pasando por la carrera décima en Bogotá).

Al final, llegamos al parqueadero, y desde allí tomamos un trencito que nos llevó hasta el museo propiamente dicho.  Tú para ese momento estabas un poco molesto por el viaje, porque te acababas de despertar y porque íbamos en un coche que no era el tuyo, pero cuando el trencito comenzó a moverse finalmente te distrajiste mirando el paisaje y jugando con tu mamá y tus primos.

DSC00090
Y mirando la autopista de la que veníamos.

Habiendo atravesado el umbral del museo, donde tu nona se detuvo para pedir una guía en español, nos enfilamos a la torre más cercana, en la que encontramos diferentes libros ilustrados de todo el mundo.  Yo pensé que esto era algo que no te iba a interesar particularmente, pero a medida que nos movíamos por el museo parecía que estabas bastante interesado, admirando las pinturas, dibujos y esculturas con gran asombro y gritando cuando alguno de ellos te parecía particularmente interesante.

La gente que iba a nuestro alrededor estaba fascinada contigo y con ese comportamiento tan particular: Escuché a un muchacho de luenga barba decir “So cute”, y había un par de niñas -una rubia de cabello casi blanco y una chica con un claro ascendente del medio oriente -que sonreían ante cada grito.  Incluso, para incomodidad de tu mamá, otra chica se acercó a mirarte y te tocó los cachetes entusiasmada.

DSC00131
¿Y es que quién no se entusiasma con esa miminura?

Los guardias también estaban felices contigo, te saludaban, me preguntaban cuanto tenías, y todos me decían que te veías grande para tener 9 meses.  Me preguntaban tu nombre, y lo pronunciaban muy chévere.  Todos tenían que ver con el sonajero que tenías sostenido de una manilla, y que a todos les mostrabas con orgullo, y todos se mostraron muy amables al guiarnos en nuestro camino y nuestras actividades.

En medio del tour, encontramos una sala en donde unos jóvenes estaban haciendo bocetos, y tu prima Daniela se entusiasmó, si bien me dijo que no sabía si se atrevería.  Yo la convencí, y ambos nos sentamos a dibujar mientras tu mamá se quedaba contigo.  Ahora, que supongo que me ha servido la práctica del taller libre, porque a decir verdad es el mejor dibujo que he hecho, aunque esta vez no fuese con modelo en vivo.

DSC00152
Aquí, en pleno proceso

Después de haber terminado el dibujo nos fuimos a buscar un sitio donde cambiarte -separándonos del resto del grupo -, y pasamos por un centro para las familias, en el que encontramos una cama para leer cuentos, un sitio para hacer dibujos, máscaras, y un cuarto lleno de espejos de automóvil que a tí te pareció divertidísimo, mientras yo te pasaba rápidamente para que te vieras en un espejo u otro.

Después de caminar un poco, encontramos el baño familiar y te cambiamos, y allí -ya cansados -nos encontramos con tu tío, que fue a buscar al resto del combo (Tu tía María C. y tus primas).  Mientras tanto, yo te di un tour por los salones dedicados a Luis XIV, en donde jugamos un rato con los espejos, saliendo por debajo, por un lado y por el otro…  Cosa que te hacía estallar en carcajadas.

night-at-the-museum-3-dearest-geeks-of-earth
Aún mejor que la ficción

Al final, ya todos estábamos cansados, y nos costó un poco volver a encontrarnos, pero fue una experiencia genial, y te sentí muy feliz en tu primera visita al museo.  Espero que esta sea una de muchas experiencias similares que pueda tener la oportunidad de compartir contigo.

Te quiere,

Papá

Anuncios

2 comentarios en “Una Noche en el Museo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s