Quemando Etapas

Tras prestar mi servicio militar por allá en 1996, tuve que ir a cuadrar los papeles en el batallón de reclutamiento de la 13 con Caracas.  Allí me dijeron que tenía que hacer una consignación en un banco (No recuerdo cual), y cuando pregunté dónde quedaba el más cercano, me dijeron que en la carrera 10a.  Efectivamente fui, acompañado de una señora, y cuando iba a mitad de camino me dí cuenta que estaba en un sector supremamente complicado, con un inconfundible olor a droga y lleno de indigentes.

5f4049bd35cb0b1fe7242a77fd9b9e5f
Sobra decir que no me sentí en absoluto seguro

En estos días estaba leyendo un artículo acerca de una niña que había estado todo un fin de semana de rumba en “la L”, no muy lejos de allí; y a decir verdad antes que cualquier otro pensamiento, el que me abordó fue “¿Cómo puede cualquier persona en su sano juicio ir allá voluntariamente?”.

Leyendo un poco el artículo, así como otros relacionados, me dí cuenta que algún genio tan brillante como diabólico montó justo en ése lugar una trampa mortal para todos aquellos adolescentes ávidos de experimentar nuevas experiencias que probablemente tienen problemas de comunicación en sus casas.  Un lugar donde la rumba es pesada, donde no les piden cédula, donde tiene acceso a alcohol y drogas “gratuitas” que no pueden obtener en otras partes y donde no hay control en absoluto, porque la policía no entra.

plantas-carnivoras
Como una planta carnívora exhalando aromas dulzones para atraer a los insectos

Pero una vez allá, para algunos muy probablemente seleccionados del montón (Los suficientemente pocos para no crear demasiada publicidad), el alcohol y las drogas dejan de ser gratis a medida que se crea una adicción; y para algunas -niñas, aún -el salir de aquella terrible zona deja de ser una opción, y de pronto a causa de un pequeño error, por la curiosidad, de la invitación de un amigo o la presión social, su vida termina dando un giro para lo peor, entre violaciones y prostitución forzada, en un ciclo del que ya no pueden escapar.

Pero a pesar de ser un secreto a voces (Encontré artículos alertando de la situación que datan desde hace 5 años), parece que no pasa nada, e incluso a pesar de la evidente peligrosidad del lugar, la percepción de la gente es otra.  A modo de ejemplo, investigando acerca de “La L”, encontré un artículo de Wikimapia que data al menos del 2011, en la cual se alertaba del peligro de esta zona, pero en los comentarios se desmentía el contenido del artículo, y las personas opinaban cosas como “La L lo mejor de Bogotá” ó “La Letra! Las mejores fiestas”.

bronx-01-ok
¡Claro! ¿Quién no quiere una fiesta en tan maravilloso ambiente?

Lo peor de todo es que entiendo la posición de los jóvenes.  También fuí adolescente, como te imaginarás, y siempre me encantó salir a bailar.  No puedo negar que varias veces me tomé unos tragos, y que alguna vez sentí curiosidad por las drogas (Aunque siempre les tuve pánico).  En verdad, incluso hoy en día, puedo imaginar la atracción que puede ejercer en una mente adolescente -ávida de experiencias, llena de curiosidad y con muy poca conciencia del riesgo -la promesa de una rumba sin restricciones ni prohibiciones.

Pero, ¿Sabes qué? En ésa época me bastaron las fiestas de quince de mis amigas, los prom, las fiestas familiares y las rumbas que armaban en casa de mis primos, que aún con esas restricciones -e incluso a causa de ellas -, no traían consigo un riesgo latente de que algo se pudiera salir fácilmente de control.

imagen-sin-titulo
Más allá de ver emborracharse al papá de tus amigos…

En últimas, lo que te quiero decir es que probablemente vayas a querer vivir muchas cosas y experimentar tantas otras.  A mí me pasó.  Pero así como me dijo entonces mi mamá, uno tiene que quemar sus diferentes etapas y no tratar de adelantarse a ellas, eso mismo te lo digo a tí.  Para divertirse no hay que tomar y mucho menos hay qué consumir drogas (Y con frecuencia es aún más divertido darse cuenta del ridículo que hacen los que lo hacen), y para rumbear no hay que poner tu vida en riesgo.

Te quiere,

Papá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s