Un Mar de Información

Ayer, en medio de una reunión del trabajo, fui conciente de un hecho que es impresionante, y abrumador para tí y las generaciones venideras: Con la llegada del Internet y de una cantidad de herramientas que brinda la tecnología, la producción de contenidos de todo tipo se ha disparado en una forma impresionante.

photostaken
Para la muestra, una gráfica del número de fotos tomadas cada año.

Y así, si cuando yo estaba pequeño había una cantidad impresionante de películas, libros, revistas, cuadros, fotografías y demás producciones creativas en diferentes formatos; tú encontrarás que esa producción no sólo se ha multiplicado exponencialmente, sino que a ella se le ha sumado toda la producción de contenidos digitales: Videos, blogs, memes y otros por la misma línea.

Para cuando escribo esto el cambio es evidente: La fotografía digital ha implicado que en los últimos años se hayan tomado muchísimas más fotografías que en toda la historia de este formato, la edición de video también le ha facilitado las cosas a los cineastas, y la autopublicación ha disparado la producción de libros.  De los blogs, ni hablar…  Si yo en más o menos un año llevo 217 cartas, ¿Qué no hará la gente que se dedica a eso?

clark-kent-typing-1024x684-945x631

Basta ver cuando ocurre un suceso de interés popular: Una noticia política, económica, el estreno de una película o una catástrofe, y de pronto aparecen noticias, artículos, entradas a blogs, comentarios en twitter, facebook, fotografías, imágenes, caricaturas, memes y miles de otras expresiones alrededor.  Y sí, el 99% de ellos son malísimos, pero ese 1% restante son aquellos que vale la pena ver.

Y pensando en ello, fui conciente que tú crecerás en esa oleada constante de información, mucha de la cual será superflua, sin sentido, y alguna interesante, profunda o digna de observar; y al igual que lo que me sucede hoy en día al mirar mis redes sociales, al buscar un libro en una tienda, al tratar de escoger una película en Netflix o un canal para ver en el cable, probablemente tendrás dificultades para escoger entre tanta información lo que realmente vale la pena.

dc51440137db393b6e7574791cec3425
Netflix: Pasas más tiempo buscando que mirando.

Y aunque probablemente la mera cantidad de opciones te parezca abrumadora, lo que hoy quiero decirte es que puedes estar tranquilo: No tienes por qué saberlo todo, no tienes por qué leerlo todo, no tienes por qué mirarlo todo.  Con tamaña producción, puedes darte el lujo de elegir lo que más te interese, e incluso de descartarlo rápidamente si no cumple tus expectativas.  Hay tanto que ver, que si algo no da la talla, lo puedes descartar.

Al final, tú irás escogiendo tus propios criterios de lo que te gusta y lo que no, y sabrás elegir basado en ellos.  Igual, no hay forma en que en tu vida entera puedas abarcar todo el conocimiento y la producción artística y literaria de la humanidad, así que tranquilízate y selecciona de acuerdo a lo que te gusta, sin preocuparte tanto por lo que dejas atrás.

Te quiere,

Papá

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s