El Baile del Cortejo

Ayer tu mamá me invitó a bailar, ya que después de mi cumpleaños no habíamos podido celebrar.  Salimos entonces con algunos amigos a un sitio en la zona T de Bogotá (Tu mamá trató de mantenerlo sorpresa, pero las cosas se fueron complicando y poco a poco la sorpresa se fue perdiendo), y aunque tuvimos algunos problemas inicialmente -El promedio de edad era notoriamente menor al nuestro, y la música cuando llegamos no parecía ser la adecuada, lo cual generó un ligero momento de pánico en el grupo, y de estrés en tu mamá -, al final decidimos quedarnos, y creo que todos los escollos se resolvieron.

ticr_890_370
Según entiendo, debo agradecer a Stefany por la recomendación

Ahora bien: Siempre he pensado en el plan de rumba como en una suerte de ritual de apareamiento, en el que hombres y mujeres buscan mostrarse como atractivos, interesantes, saludables y buenos bailarines para “venderse” a los del sexo opuesto como parejas potenciales, en una suerte de “Baile del cortejo”.  Lo peor es que -lo confieso -por lo general siempre caigo en el juego de pavonearme como los demás machos elegibles en el lugar.

En mi caso, tengo claro que uno de mis puntos fuertes es la forma de bailar, y siempre procuro ser uno de los mejores bailarines del lugar.  Cuando hay personas que bailan mejor que yo, suelo sentir una envidia de esas que carcomen (A menos que sea parte de mi grupo, y/o me caiga bien), pero también tiendo buscar aprender de ellas para la próxima.  Sin embargo, tengo clarísimo que aunque no me considero particularmente competitivo, en lo que respecta a bailar sí lo soy, y bastante.

200_s
Y a veces estar concentrado en hacerlo bien no me deja disfrutarlo tanto como debería

Pero ayer sucedió algo extraño, y a decir verdad aún no tengo muy clara la razón.  El hecho es que cuando salimos a bailar con tu mamá, aunque no niego que en parte estuve pendiente de “bailar bien”, por otra parte me sentí más relajado, y me pude concentrar más en divertirme y en pasarla bien con ella.  Tanto fue así que te puedo asegurar que no me fijé en quién bailaba bien o mal (Cosa que casi siempre hago) y no me puse a competir con nadie.

De alguna forma supongo que la situación ha cambiado: Tengo edad suficiente para que no me interese “dármelas” de interesante, y por otro lado tengo a tu madre que ya me encuentra suficientemente interesante y no necesito que nadie más refuerce su concepto.

up_movie600
Sé lo que estás pensando.  Es cierto.

Por otro lado supongo que la situación se planteó para que de entrada ya todo el grupo en el que estábamos estuviera en una posición privilegiada: Siendo mayores que el promedio de los asistentes al lugar y teniendo un mayor poder adquisitivo, pudimos acceder a la zona VIP a la que años atrás nunca hubiéramos tenido acceso, y te puedo asegurar lo que tomamos no fue ni vodka con jugo de naranja ni ron con coca-cola.  Eso de entrada marcó una diferencia.

La otra diferencia fue que al estar en una posición ligeramente privilegiada dentro del sitio, pudimos ver (En buena parte gracias a Carlos, que es mejor para notar esas cosas que yo) las dinámicas de los grupos a nuestro alrededor, y notar algunas cosas que antes escapaban a mi percepción: La niña que estaba aburrida porque no tenía pareja, la que estaba prevenida porque la persona con la que había venido iba demasiado rápido, el combo de chicas que claramente iba de cacería y otras por el estilo.

video-190442

Y darse cuenta de esas mecánicas fue como ver el código de la Matriz. De pronto, lo que durante años había sido un completo misterio para mí fue completamente claro: Si hubiera querido sacar a bailar o incluso cortejar a una de las niñas del lugar, probablemente habría sabido a quién, y habría tenido una buena idea del cómo.  Mejor aún, con tu mamá al lado estaba en una posición en que de pronto tenía enfrente todos los “cheat codes” del juego, y sencillamente no tenía el más mínimo interés de utilizarlos.

Ahora, que sí es claro que ha pasado un tiempo desde que yo salía de rumba más seguido: Recuerdo que para mí era algo que simplemente “salía”.  Las niñas procuraban verse bien, y los hombres tratábamos de no vernos tan mal.  Hoy en día a casi todos los hombres los ves de saco de paño y a las mujeres de vestidos que van desde lo muy atractivo hasta lo casi escandaloso.

high-school-prom-500x172
Pero en general te sientes como en noche de prom

En últimas, debo decir que fue una noche maravillosa que compartí con varios de mis amigos más queridos -Incluso algunos a los que no hubiera pensado ver en un plan de rumba como este -y en el que junto con tu mamá disfrutamos mucho: Bailamos, molestamos y nos reímos como hacía un buen rato no hacíamos.  Tal vez lo único que no fue tan bueno es que como suele pasar en este tipo de planes muchas veces no se puede conversar y compartir con los amigos como uno querría, pero en general creo que todos la pasamos muy bien.

Y en últimas, creo que lo que te quiero decir es que si en algún momento el tema del roce social se vuelve estresante para tí -Como muchas veces lo ha sido para mí -, que busques la forma de relajarte y de disfrutarlo.  Observa muy bien las dinámicas a tu alrededor e incluso diviértete con ellas, porque a veces son total y absolutamente ridículas.  Con eso y con un poco de confianza en tí mismo podrás salir adelante de cualquier situación social que se vuelva complicada para tí.

krausers-new-pick-up-method
Y sin tener que recurrir a medidas extremas

Ah, y lo otro es que te diviertas.  Al final, en muchos casos es un juego y aunque supongo que durante algún tiempo te parecerá que tienes mucho que perder en cualquier situación dada, la verdad es que en realidad tienes poco que perder.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s