Falla Total de Sistema

Alguna vez escuché que uno sabe que está envejeciendo si cuando se encuentra con un amigo ya no pregunta por los miembros de su familia (“¿Cómo está tu mamá”, “¿Como siguió tu hermana?”, o incluso “¿Cómo te va con tu esposa?”) sino por las partes del cuerpo (“¿Cómo está tu rodilla”, “¿Como siguió tu columna?” o “¿Cómo te va con tu riñón?”).

espalda_2

Y si esto es así, aún a un par de días de mi cumpleaños (Y sin que esa fecha me haya afectado nunca a un nivel psicológico), debo decir que en los últimos días me he sentido viejo.

Quien me conoce sabe que desde hace años sufro de cólon irritable (O “estómago florecita”, como lo bautizó mi amigo Carlos aún en la Universidad), que me hace vulnerable a ciertas comidas -entre ellas los champiñones, que por alguna extraña razón tienden a aparecer en el 80% de las comidas que se proclamen a sí mismas como “elegantes”, lo cual tiende a hacerme pasar vergüenzas en matrimonios y otros eventos similares.

anigif_optimized-5833-1456268493-7
El hecho de que no me guste el actor no quiere decir que no pueda usar su meme

Todo comenzó con un diente que lleva más de un año dándome dificultades, y ha continuado con algunos problemas respiratorios a los que comencé a hacer seguimiento, y que parecen requerir algún tipo de cirugía de nariz para ser corregidos.  Adicionalmente, he comenzado a tener unos hormigueos en una pierna que al parecer están asociados a problemas de columna.

Pero si bien esos problemas han sido ligeramente molestos -un “glitch”: Algo que puede ser reparado, y que no es del todo grave -, en estas últimas semanas sí he experimentado una falla total de sistema…  Y al parecer el tema comenzó precísamente a causa de los condenados champiñones.

evil_mushroom_by_nikinzes
Esos malvados, malvados hongos

Efectivamente, como me suele pasar, pedí una comida que traía champiñones, y estúpidamente traté de apartarlos y comerme el resto.  El resultado fue que al día siguiente me dió una gastroenteritis aguda que me tuvo enfermo durante casi una semana.  Y supongo que me bajó las defensas, porque en cuanto regresé a trabajar adquirí una gripa que lleva en mi sistema tres semanas y que no parece disminuir con nada: Jarabes, pastillas y nebulizaciones no han dado resultado…

Y lo peor es que esa gripa te la pasé a tí, y también has estado bastante mal: Mocoso, congestionado, con tos y con malestar.  Incluso, desarrollaste una enfermedad llamada bronquiolitis, que es una inflamación de las vías respiratorias.  Afortunadamente, todos han estado bastante pendientes de tí: Te han hecho terapia respiratoria y para cuando escribo esto estás bastante mejor.

como-usar-nebulizador-en-bebes
Si bien aún no al 100%

Por mi parte, la cosa no ha ido tan bien, porque en lugar de haber disminuido ha ido en aumento: Ayer mi tos ya tenía trazas de sangre y hoy un acceso de tos me indujo el vómito.  Esta mañana desperté con dolor de oído y al consultar al médico me indicó que efectivamente tenía no sólo otitis (Inflamación del oído) sino también bronquitis (Inclamación de los bronquios).  Al igual que los otros, me recetó varios medicamentos…  Vamos a ver cómo me va con ellos.

Pero más allá de mi salud, creo que este conjunto de síntomas me está afectando fuertemente en otros campos: Este blog estuvo quieto durante un buen tiempo, no he podido adelantar temas que son claves para el futuro y en el trabajo siento que este malestar me quita productividad.  Lo bueno es que, según me he enterado últimamente gracias a los médicos, al menos mi tos sí es “productiva”.

tos-productiva
(Lo que traduce “tos con flema”)

Pero el hecho de estar encerrado casi todo el tiempo, que no pueda dedicarle tiempo a mis hobbies e intereses, o incluso a mi aspecto personal; que tampoco me pueda acercar a tí y jugar contigo todo lo que quisiera y que ni siquiera me sienta muy útil para ayudar a tu mamá me tiene -la verdad -un poco deprimido.  Hace poco fuimos a un matrimonio con tu mamá y a diferencia de lo que hacemos normalmente en esos eventos (Que es bailar como locos), yo apenas pude moverme, y me sentí terrible.

Ahora: Sé que esto es pasajero.  Sé que en algún momento alguna de las decenas de medicinas que he tomado (Probablemente el antibiótico que me recetaron hoy) terminará por surtir efecto y me sacará de nuevo adelante, y esto será sólo un punto negro en una hoja blanca.  Sin embargo, supongo que necesitaba escribir esta diatriba para hacer una suerte de catarsis, y supongo también que quería compartirla contigo.

6900272083_90f1dc73ff_b
Porque para mí también es importante que conozcas mis momentos de flaqueza

 

¿Qué queda para tí?  Además de los efectos secundarios de la bronquiolitis (Que espero sean mínimos), queda el mensaje de cuidar tu cuerpo: Es una máquina maravillosa que hace muchas cosas, pero tiene también su lado frágil, y generalmente podemos adelantarnos a los problemas con un buen cuidado y poniéndole un poco de atención…  Algo que -reconozco -yo no suelo hacer.

Te quiere,

Papá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s