Decisiones Difíciles

En alguna carta, hace ya mucho tiempo, te decía que la vida está hecha de opciones, y que en muchos momentos de la vida es necesario tomar una decisión.  Sin embargo, hay decisiones que son bastante más difíciles que otras, y a veces el viejo truco de la moneda (Que mencioné en esa entrada, simplemente no es suficiente).  ¿Qué hacer entonces?

Voy a profundizar un poco en el tema, tomando como base el siguiente video de Ruth Chang para TED que habla precísamente de las decisiones difíciles.  Ahora, ten en cuenta que a pesar del título, el video no te dice cómo tomarlas, pero si hace un análisis bastante extensivo de las mismas:

En gran parte, lo que dice la filósofa es que las decisiones difíciles lo son porque las opciones que tenemos no son comparables; básicamente porque a diferencia de las magnitudes científicas, los valores (Como la felicidad, la proyección laboral, la seguridad) no son fácilmente cuantificables.  Por tanto, no podemos decir fácilmente que una opción sea “mejor” o “peor” que otra -lo que haría la selección bastante obvia -, sino que en ocasiones pueden ser equiparables.

Algo que menciona tangencialmente sin profundizar mucho, cuando menciona el momento en que tuvo que elegir entre la filosofía y el derecho, tiene que ver mucho con algo que me dijo alguna vez mi amigo Hugo: Cuando tomamos decisiones, no tenemos toda la información.  Qué fácil sería tener un DVD de cómo será tu vida con una opción o la otra, de forma que puedas comparar objetivamente ambas opciones, pero simplemente ese DVD no existe.

microwaved-dvd-2
Sí, lo siento, pero ahí está el resto de tu vida.

Y el problema entonces es que terminamos tomando la opción más segura, o simplemente nos dejamos llevar por la vida sin ajustarnos los pantalones y tomar las decisiones que debemos tomar.  En muchos casos, esta es la gente que vemos por ahí deambulando por la vida sin tomar las riendas y sin comprometerse, que generalmente vive aburrida pero que tiene una falta total de control para hacer algo al respecto.

Lo que nos dice la expositora es que no nos dejemos llevar por la opción fácil de dejarnos llevar por la vida, o tomar la opción más segura, sino que tomemos la decisión como una oportunidad para tomar una decisión de vida e incluso para salirnos de nuestra zona de confort.  Que las decisiones que tomemos sean coherentes con nosotros y con lo que deseamos ser, y no con lo que se espera de nosotros.

breaking_chains-208145743_std

 

Finalmente, las decisiones que tomamos en la vida nos definen y nos llevan por los diferentes caminos que terminamos por tomar.  Por experiencia te digo: Es mejor decir “yo decidí llegar a donde estoy hoy” y no simplemente “yo dejé que la vida decidiera por mí”.  Esa es tal vez la única decisión de la que realmente uno se arrepiente con toda seguridad.

Ahora, que si tomas una decisión a conciencia, no te preocupes por haber tomado la incorrecta, o te martirices con el “qué habría pasado sí” hubieras tomado la otra opción.  Toma tus decisiones y vive con ellas, con toda la seguridad y con toda la confianza.  Si tomaste una opción equivocada, tal vez tendrás la oportunidad de rectificar; y si no, al menos sabrás que la tomaste a conciencia.

8318295525_726fbe9606_b

Y no te quedes en el pasado, o en los mundos alternativos, lo que ya pasó, ya pasó.

Te quiere,

Papá

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s