Contra uno Mismo

Hoy las cosas se tornaron incómodas en la oficina.  Sin entrar en demasiados detalles, baste decir que unos mensajes anónimos malintencionados con alusiones bastante poco agradables (y bastante taimadas, por decir lo menos) generaron un ruido desagradable que llegó hasta los niveles directivos; y hoy por la tarde tuvimos una intervención.

a01253be6ea05e1e8a72b1a2a0636467_l
No como de este tipo, pero supongo que se sintió parecido

Y lo peor es que, como nos dijeron, no habría porqué generar una situación como esa cuando en la oficina todo parece funcionar a las mil maravillas, e incluso siempre he tenido esta sensación de vivir en una “gran familia feliz” que se desmorona un poco con este desagradable episodio.  Ahora, por un lado todo el equipo queda cuestionado a pesar de sus excelentes resultados, y por otro se genera una sensación de paranoia con los compañeros, todos pensando en quién lo hizo, barajando nombres y mirando por encima del hombro.

Y todo, a decir verdad, parecería (Porque no tengo idea cual sería la intención inicial) ser causado por un simple tema de envidia laboral, por esa condenada maña que tenemos los seres humanos de generar un cierto resentimiento con las personas que se encuentran en lo que percibimos como una situación de poder.

the-people-636x310
Aún cuando el “poder” es algo tan ilusorio y efímero que tales celos son casi infantiles.

Ahora, que no digo que el poder no pueda ser algo deseable, pero si algo te puedo decir, es que en el mundo la lucha de verdad no es de mirar como “tumbas” al que está en el poder.  Finalmente, cada quien anda su propio camino, y estar observando lo que hacen los otros te puede distraer del tuyo, o te puede hacer tropezar.  Además, aunque cruces tu camino con otra persona ¿Quién dijo que sus objetivos son los mismos?

No, en realidad sea cual sea tu objetivo, la pelea de verdad es contigo mismo: Tener claro cómo vas a llegar a ese objetivo, tener la disciplina y la motivación para hacer lo que debes hacer -incluso si supone un sacrificio -, trabajar todos los días por ello, hacer las cosas lo mejor posible, estar conciente de los riesgos, etc.  Si te concentras en lo tuyo, ¿Para qué tienes que estar pendiente de lo que otros están haciendo?

competitivity
Ciertamente, no querrás hacer las cosas de la misma forma que todo el mundo

Ahora, que no es tan fácil: El mundo de hoy, con su capitalismo salvaje y sus relaciones académicas y laborales agresivas vive tratándote de meter en ese juego de la competitividad; diciéndote que debes ser mejor que el otro, más exitoso, con más dinero, con una pareja más atractiva y quién sabe qué otra cantidad de metas artificiales que el mundo trata de imponerte a la fuerza.

Pero lo que te quiero decir hoy es que no te dejes meter en ese juego ridículo de la competitividad, porque la competencia es contra tí mismo, y se trata de ser mejor cada día.  Así que vive tu vida sin compararla con la de los demás, y no le hagas zancadilla a nadie.

293
Y que si alguien trata de hacértela, es que quizás algo estás haciendo bien.

Mientras tanto, procura disfrutar tu camino.

Te quiere,

Papá

 

Anuncios

Un comentario en “Contra uno Mismo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s