Perder la Vista, no la Visión

En estos días tu mamá se encontró con una antigua compañera de trabajo, a la que no veía hace tiempo, y de la cual la última noticia que tenía era que había tenido una enfermedad que la había dejado tendida en cama, y le había hecho perder la visión de uno de sus ojos, pero que aún había esperanza para mantener su visión del otro.

3bb9de2f52a0f55ccf657512d1ac68b7_article
Aunque disminuía rápidamente

Recuerdo haber acompañado a tu mamá a su casa, donde la encontramos tendida en cama debido a su enfermedad, hace algo más de un año.  Conversaron por largo rato, y mi impresión en ese momento de ella era que se trataba de una buena persona, y de una mujer con una excelente actitud, que probablemente saldría de esa situación muy bien librada.

La cosa es que no fue así: Aunque pudo reponerse de la enfermedad que la tenía en cama, perdió el 90% de la visión del ojo que le restaba, hasta el punto que hoy en día sólo ve algunas sombras.  La ARL la decretó no apta para seguir laborando y tramitó su pensión por discapacidad, que al parecer será mucho menor a lo que ella venía percibiendo cuando trabajaba.

mujer-con-los-bolsillos-vacc3ados-41371073
¡Genial! Lo que me faltaba.

Sobra decir que su calidad de vida ha disminuido notablemente: Además de la pérdida de la visión, y todo lo que ello conlleva a nivel emocional y de autonomía; las personas que estaban apoyándola en ése difícil camino no resistieron la tensión adicional y finalmente se rindieron.  Finalmente, la situación económica también creó nuevas dificultades, y esta persona tuvo que recurrir a su padre, de quien se había distanciado hace años por problemas personales.

Y bien, el objetivo aquí no es pintar una historia trágica: Por fortuna, en este momento tengo la fortuna de trabajar con una compañera -Adriana -que es líder en la comunidad con discapacidad visual, y que me ha dado interesantes consejos que he procurado transmitirle a tu mamá, para que ella pueda encontrar apoyo emocional y pueda comenzar a adquirir nuevas habilidades que le permitan recuperar algo de autonomía.

jessica_alba
Y ¿Por qué no? Desenvolverse tan bien como otras personas que han pasado por la misma situación.

Y es que desde que entré a este trabajo (E incluso desde antes, cuando conocí a Gustavo o a Vivi) me he ido dando cuenta que no necesariamente una situación discapacidad es un impedimento para el desarrollo personal y profesional de las personas.  Obviamente, es algo que hace las cosas un poco más difíciles, pero igualmente hace que las personas valientes saquen lo mejor de sí para sobreponerse a esas dificultades.  Hoy en día puedo decir que varias de las personas que conozco que sufren de algún tipo de discapacidad son también de las personas con mejor actitud que conozco.

Ahora, lo importante es que la protagonista de esta historia que te cuento reciba el apoyo necesario para salir adelante, porque -según entiendo -toda la actitud y las ganas para “no quedarse ahí” están por descontado.  Ya tu mamá está tratando de mover sus influencias por su lado, y yo probablemente me apoyaré en mi compañera Adriana.

kevin_spacey_house_of_cards
Para usar no mis influencias, sino las de ella

Mientras tanto, esta historia continuará…

Eso sí, si alguien que lea estas líneas está interesado en este caso y le interese apoyar, puede escribirme directamente, o a través de los comentarios.

Anuncios

3 comentarios en “Perder la Vista, no la Visión

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s