Preocupación

Hoy tuve que salir temprano de la oficina: El centro de Bogotá estaba casi totalmente cubierto por una enorme nube de humo y ceniza que descendía de la montaña y que hacía casi imposible respirar, por causa de un incendio forestal de dimensiones gigantescas que aún a esta hora amenaza por arrasar los cerros orientales.

bogota_1454435485
Así se veía el centro hoy

Y es que durante meses el país entero ha estado pasando por un aumento vertiginoso de temperatura que ha hecho que los bogotanos nos volvamos oficialmente “calentanos”, como dice el sitio Web de humor “Actualidad Panamericana” y, como van las cosas, que el resto de la población del país ya esté pasando del término medio a tres cuartos.

Y eso no es lo peor, porque la sequía nos está dejando sin agua y secando las plantas, lo que está dejándonos sin alimentos ni para nosotros ni para los animales, que mueren por doquier; y está abonando el terreno para incendios forestales como el que sucedió hoy en Bogotá, que se multiplican por todo el país.

16gironxxx030_big_tp
Como este en Girón, Santander

Y según veo, la situación climática no es extrema sólo en Colombia: Mi amiga Tatiana me reporta en Nueva York unas temperaturas de congelación que no se habían visto nunca, y tu tía Elizabeth por otro lado nos reporta un invierno de 20° en España, con temblores que nunca se habían visto en Andalucía.

Nuestro planeta nos sigue diciendo a los seres humanos que no puede soportar por mucho más tiempo el abuso al que lo hemos venido sometiendo desde hace tanto tiempo, y nos pide que reversemos nuestras acciones: Que busquemos energías límpias, que dejemos de contaminar el aire, que no gastemos el agua…

tierra-737x280
…que no seamos ingratos con el planeta que nos da la vida.

Y la cosa es que nosotros seguimos sordos ante su insistencia, que es cada vez más alarmante: Tan sólo en Estados Unidos, la mayoría Republicana -financiada por el petróleo –se niega a ver cualquier alternativa.  Incluso tienen el descaro de decidir por votación que el cambio climático no es culpa del ser humano, ignorando pruebas científicas.

Sé que en otra carta, hace ya un tiempo, mostré un cierto optimismo con la situación, pero debo decir que en este momento estoy preocupado: ¿Y si las fuerzas políticas y económicas no nos permiten detenernos? ¿Y si es demasiado tarde? ¿Con qué cara podrá nuestra generación mirar a la tuya si lo que les entregamos es un mundo en el que ya no podrán vivir?

we-do-not-inherit-the-earth-from-our-ancestors-we-borrow-it-from-our-children
Como dice el proverbio Navajo: No heredamos la Tierra de nuestros padres, la tomamos prestada de nuestros hijos.

Sinceramente espero que logremos un cambio.  Pronto.

Te quiere,

Papá

Anuncios

3 comentarios en “Preocupación

  1. Pues sí, la situación es realmente preocupante.

    Pero si podemos ir haciendo cosas, por ejemplo dejar de usar tanto plástico, llevando nuestras bolsas reutilizable cuando hacemos mercado, una bolsa de tela cuando vayamos a comprar pan, dejar de usar el pitillo, no tomar agua embotellada y así, cositas pequeñas que en principio parecerían no tener mucho impacto, pero que si hacemos varios irán sumando.

    A eso, claro, deberán seguir luego cambios más estructurales, que no dependen tanto de nosotros, pero bueno… una batalla a la vez.

    Eso si Estefan, haremos lo posible para que tengas un buen lugar dónde jugar.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s