Hable con el Papá

Bueno, no sé cómo va a sonar esta entrada, pero realmente tengo que sacarla de mi sistema.  Voy a comenzar por decir que soy una persona de pocas llamadas: A veces, tu mamá me dice que no la llamo lo suficiente; y cuando llamo a tu abuela, la conversación suele comenzar con un “¡Milagro!”.

indice_auras2
Para que veas, tu papá puede a veces ser milagroso

El hecho es que no sé si fueron sus propias lecciones -“El teléfono está hecho para acortar distancias, no para alargar conversaciones” -, no soy muy adepto a tomar el teléfono y llamar a nadie; ni siquiera a mis amigos más cercanos, y casi siempre mis conversaciones telefónicas son directas y al grano.  Odio hacer visita por teléfono, y generalmente sólo llamo cuando necesito decir algo puntual, o cuando necesito un favor (Sí, soy de ése tipo de personas).

Ayer, cuando estaba prácticamente llegando a casa, me llamó mi jefe a pedirme algo urgente que básicamente me obligaba a volver a la oficina; y aunque traté de evadirlo, finalmente tuve que hacerlo.  Como había prometido llegar temprano a casa, llamé para avisar que me demoraba…  Y antes que pudiera decir nada, te pasaron al teléfono.

baby-phone
“¿Aló?”

Ahora, debo decir que siempre me ha parecido que esa costumbre de pasar a los bebés al teléfono no es chévere: El bebé escucha a la otra persona, con la voz distorsionada por la línea telefónica, pero no la ve ni siente su presencia; Ante esto, que supongo ha de ser bastante confuso, el bebé suele reaccionar quedándose en silencio y poniendo atención, para ver qué es lo que pasa; y los adultos a un lado y otro de la línea se quedan frustrados, animando al bebé para que hable mientras este sigue sin musitar palabra.

Y, bueno: En tu caso particular, puedo decir que aunque me encanta escucharte cuando balbuceas y te sumerges en unos largos soliloquios completamente ininteligibles, también puedo decir que los disfruto mucho más cuando estoy a tu lado -viéndote y estando contigo -.  Entendería la situación si yo estuviera lejos y no nos fuéramos a ver al poco tiempo, pero si nos vamos a ver en la noche no le veo el sentido; particularmente cuando -como te comenté al principio de esta carta -mis llamadas son más bien pocas y generalmente tienen una intención particular.

article-2657854-1ebab75d00000578-19_634x411
No, no quiero escuchar de los beneficios del tiempo compartido

Ahora, no me malinterpretes: Me encanta poder hablar contigo, y espero tener una muy buena comunicación contigo.  Lo que quiero decir es que por el momento la idea de hablar contigo por teléfono no me entusiasma particularmente.

Te quiere,

Papá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s