Haciendo Dieta

En otras entradas de este blog te he hablado de la importancia de mantener una nutrición balanceada, por temas de salud -porque un equilibrio de nutrientes te ayuda a mantener bien tu organismo -, y de felicidad -porque ciertos nutrientes te ayudan a mantener una energía positiva.

conversation-kidsnacks-640x359
Y poner una sonrisa en tu boca

Lo divertido es que en mi caso el cura predica pero no aplica: Nunca me he caracterizado por lo particularmente saludable de mi alimentación.  Históricamente, siempre he elegido sabor por sobre salud, y no siempre esa es una buena opción (Aunque, eso sí, no tendría necesariamente que ser mala).

Y la cosa es que siempre he tenido problemas con mi aparato digestivo, desde los constantes dolores de estómago que tu abuela atribuía a que “me comía” todas mis emociones negativas, pasando por mi proverbial intolerancia a los champiñones que le complica a todos mis conocidos organizar una cena elegante que me incluya y un par de ataques bastante graves que me han dejado dependiente del Pedialyte, hasta esa constante sensación de pesadez que me acompaña constantemente.

bion-transit-colon-irritable1
Supongo que es imposible encontrar una imagen divertida para eso.

Y lo divertido es que hace poco fui al médico para hacerme un chequeo general, haciendo énfasis en los temas digestivos y -después de varios exámenes -llegaron a la conclusión que yo estaba perfecto.  Que incluso con mis malas costumbres alimenticias, lo único que tenía era un desbalance en la flora intestinal que en este momento estoy tratando.

De todos modos, la nutricionista me mandó una dieta para controlar un poco esas malas costumbres.  Dieta que hasta el momento he seguido con tan poco juicio como puedas imaginar…  De hecho, con frecuencia veo la constancia y disciplina que tienen tus tíos Mauricio e Isabel Cristina (Ayer estuvimos en el cumpleaños de Mauricio y ambos decidieron no comer torta), y me siento mal…  Yo soy el mayor, y por mucho.

good_ol_rebel-470x240
¿Mi consuelo?

Pero bueno, ahora tengo otra excusa: Tras salir del embarazo, y después de todos los cambios hormonales que este conlleva, tu mamá se encuentra en este momento en un desbalance nutricional para el cual también se encuentra en tratamiento.  Al igual que sucede conmigo, el tratamiento incluye una dieta.

Ahora, el reto es combinar las dietas personales en una dieta familiar que nos permita mantener unas buenas costumbres en materia de alimentación: Mirar qué podemos comer y qué variaciones podemos hacer para crear un menú para el mes que se ajuste a los parámetros que tenemos, pero que sea lo suficientemente variado para no hastiarnos, y a partir de ahí que nuestro mercado familiar se ajuste a lo que podamos consumir.

Diet. Dieting concept. Healthy Food. Beautiful Young Woman choos
*Suspiro*

No será fácil, porque ambos trabajamos y seguramente estaremos comiendo a veces por fuera -y así no se puede regular bien lo que se come -, y porque a veces el día a día lo desequilibra a uno, pero tendremos que hacer un esfuerzo, porque no se trata de vanidad, se trata de salud.

Te iré contando cómo nos va.

Te quiere,

Papá

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s