La Feria del Regalo

Es definitivo: A pesar del nombre raro y de todas las críticas al sistema, sigo siendo colombiano.  Como tal, tengo la (pésima) costumbre de dejar todo para lo último, y las compras navideñas no son la excepción.

Lo divertido es que, a pesar de todo lo que he dicho acerca de mi apatía con el concepto de la navidad, cuando se trata de los regalos me vuelvo otro: Me pongo mi traje rojo de bordes blancos y mi gorrito de pompón y me voy de tienda en tienda buscando el regalo más apropiado para cada persona.

27af3dc77eaeddfafca1c05c1a87f258
Bueno, no literalmente, eso se vería patético

Ahora, que no es que haga muchísimas compras: En general a los amigos y familiares que no son excepcionalmente cercanos me conformo con enviarles un saludo navideño, porque así como prefiero mil veces un saludo por WhatsApp a que me den un regalo “por salir del paso”, de la misma forma no me gusta dar regalos “genéricos” sólo por darlos.

corbata-a-dos-colores-el-de-los-calcetines-y-el-del-pancc83uelo-amoreno
Por si acaso la idea de “regalo genérico” no es clara…

Ahora, hay que decir que mi línea de pensamiento no es la única, ni necesariamente estoy diciendo que sea la mejor: Para tu nona, por ejemplo, es muy importante darle un presente a tantas personas como pueda, y como en general trabaja con un presupuesto limitado, eso quiere decir que muchas veces los regalos tienden a ser algo muy sencillo, pero casi siempre logra que una gran cantidad de personas reciba “algo”.

Y, pues, finalmente supongo que depende de la persona que recibe: No puedo ignorar que así como hay personas como yo que prefieren no recibir nada a recibir un regalo genérico, y que están bien con un simple saludo por WhatsApp o Facebook, hay otras que en el fondo esperan recibir un detalle, sin importar qué sea (O que se sienten muy agradecidas por recibirlo, cuando no se lo esperan).

55e6f7551400002e002e4aee
¿Un regalo? ¿Para mí?

Por mi parte, prefiero limitar el numero de regalos, y a las (pocas) personas que les doy un regalo, procuro que sea un regalo pensado; que tenga en cuenta sus intereses, sus gustos y/o sus necesidades, y que a la vez tenga algo de mi propio gusto.  El resultado es que generalmente me lleva horas enteras todo este asunto de las compras navideñas.

Y si tenemos en cuenta lo que comenté al principio, de que generalmente dejo las cosas para última hora (Como sucedió este año, en que siendo 23 de Diciembre, aún no he terminado con la maratón), llego a una dicotomía terrible: O se compra el regalo perfecto para cada persona, o se compran todos los regalos en un par de días.  No es posible lograr las dos cosas al tiempo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
O corres el riesgo de entrar en crisis total

Así que, por lo pronto, tendré que hacer lo mejor que pueda dentro de las restricciones de tiempo que tengo, y a ver si aprendo la lección para el próximo año.  Por suerte, se supone que soy bastante bueno con los algoritmos, vamos a ver cómo me sale este.

En tu caso, no te voy a decir cómo debes hacer las cosas: En un futuro, cuando vayas a comprar regalos, puedes dar pocos intentando que cada uno sea único, o puedes tratar de dar tantos como puedas (Dentro de un presupuesto, y creo que faltan bastantes cartas para llegar a eso).  Si logras ambas, ya tendrás que decirme tú a mí cómo lo lograste.

handmade-crafts-for-kids
A menos que los hayas hecho tú mismo

Te quiere,

Papá

 

Anuncios

Un comentario en “La Feria del Regalo

  1. Pingback: Cartas a Stefan

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s