Decidir por tí

Eres el artífice de tu propia vida. Puedes hacer con ella lo que tú quieras. Tú tomas tus propias decisiones, y lo que decidas de tu vida irá poco a poco forjando el camino que tú mismo irás construyendo. El cielo es el límite.

teresa-525-408
¿Suena a libro de autoayuda?

Todas estas son aseveraciones en las que he creído con firmeza por muchos años, y aún hoy creo que cualquiera puede tomar las riendas de su vida y hacer con ella lo que desee. Sin embargo, tu llegada a nuestras vidas ha planteado un argumento en contra de esa teoría: Tú no decidiste en qué familia nacer. De hecho, no tengo idea de si alguna fuerza del Universo lo decidió por tí, o de si fue un hecho enteramente fortuito. Supongo que nunca lo sabré a ciencia cierta.

Y el hecho de que no decidas en qué familia nacer implica asimismo que hay una cantidad de decisiones que no vas a tomar: A qué tipo de sociedad vas a pertenecer, cual será tu religión o tus creencias, que oportunidades tendrás en los primeros años de tu vida, incluso cuales son los puntos de vista que escucharás y apropiarás (O descartarás) en las conversaciones de tus mayores.

eavesdrop
¿En serio? ¿Algunas personas se sienten victimizadas por sus genes?

Prácticamente todas esas son decisiones que tu mamá y yo tomaremos por ti, esperando lógicamente hacer lo posible desde lo que nosotros consideramos es lo mejor para tu desarrollo: Buscaremos quien te cuide; decidiremos tu jardin, tu colegio, tus actividades en el tiempo libre; te relacionaremos desde los primeros años con los miembros de tu familia extendida y con nuestros amigos; todos ellos elementos críticos que probablemente definirán buena parte las decisiones que tú tomarás de ahí en adelante.

Habrías podido nacer en una familia musulmana en medio de Afganistán, una familia tibetana a la sombra del Himalaya, una familia Wayúu en la costa de La Guajira, una familia de desposeídos en las favelas de Brasil, o simplemente una familia diferente, a un par de cuadras de nuestra casa. En cualquiera de estos casos, tus padres serían diferentes, tendrían diferentes valores y te criarían en forma totalmente diferente. Ni mejores, ni peores, sólo diferentes.

muslim-kid-islam-31274532-500-599
Mi cuota de hacktivismo de hoy

Pero naciste de tu mamá y de mí, y eso tiene toda una serie de implicaciones. El que exista este blog es una de ellas, que me escuches cantar permanentemente es otra, que tu mamá te trate con esa dulzura característica de ella es otra más, y que en una semana te estemos bautizando por el rito católica también lo es. Muchas de las decisiones que iremos tomando serán -aunque a veces no lo parezca -con tu bienestar en mente.

Tengo claro que para mí eso implica una gran responsabilidad, porque de esas decisiones que poco a poco vaya tomando por tí dependen una gran cantidad de cosas, así que tengo que procurar hacer lo mejor posible para no irla a embarrar (Eso sí, tengo claro que casi todos los padres la embarramos en algo).

examples-of-bad-parenting01
Bueno…  Unos más que otros

De todos modos, desde ya espero que me perdones por las decisiones que tome sobre tu vida que probablemente no sean las apropiadas, una vez las veas en retrospectiva. En general, te puedo decir que no será algo que haré de forma conciente, buscando dañarte o darte alguna desventaja, sino más bien alguna decisión de la que no preví sus consecuencias a futuro. Al igual que tú, yo soy nuevo en esto; y hasta los mejores padres que conozco eventualmente cometen uno que otro error en el proceso de la crianza.

Te quiere,

Papá

Anuncios

Un comentario en “Decidir por tí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s