Lluvia de Regalos

Llegó Diciembre con su alegría, y de inmediato comienza a respirarse un aire distinto.  Los que aún respetan a Noviembre como un mes independiente y que aún no han comenzado a decorar, ya comienzan a hacerlo, y toda la ciudad se va llenando de luces de colores.  En menos de una semana tendremos noche de velitas, y en algo menos de 15 días todo el mundo comenzará a rezar la novena.  A la semana siguiente todos estarán en función de la Navidad, y pronto tendremos a todos los noticieros recordando todas las embarradas del año, hasta que por fin nos digan que el 2015 se acabó.

mundo-entero-le-dice-adic3b3s-al-ac3b1o-viejo-y-da-bienvenida-al-2015-8819361
¡Feliz año nuevo!

Lógicamente, cada uno de estos eventos tendrá su momento para ser conmemorado, y algo me dice que escribiré las cartas particulares para cada momento.  Sin embargo, hay una en particular que quiero escribir desde ya, para en lo posible adelantarme a un momento muy específico: La Navidad.

Muchos asocian la Navidad con temas religiosos, con reuniones familiares, con comida, con un sentimiento de esperanza o de melancolía, con novenas, con fiestas, con licor.  Pero hay una asociación que -por fortuna para algunos y por desgracia para otros -también se ha ligado en forma intrínseca con la Navidad: Los Regalos.

present
De mí para ti

Ahora bien, cuando hablábamos de regalos cuando estabas recién nacido, generalmente la gente de inmediato pensaba en cosas como pañales, cremas y pañitos, en una mentalidad que -debo decirlo -es muy útil para nosotros como padres (De hecho, aprovecho a agradecer a todos nuestros patrocinadores por haber apoyado el que hasta hoy, a casi cuatro meses de tu nacimiento, no hayamos comprado el primer pañal).

Sin embargo, a medida que vas creciendo y van llegando aquellas temporadas de regalos, esos regalos “útiles” van quedando poco a poco atrás, para ser reemplazados por el otro tipo de regalos que generalmente se le dan a los niños pequeños: Los juguetes.

group-disney-announces-toy-story-4-is-happening-126226
¿No te parece un excelente mix?

Como padre, hay un tema que me preocupa en lo que refiere a los juguetes, y es que como alguna vez tu abuela, tengo una idea bastante precisa de cómo quiero orientar tu educación: Si en mí estuviera, todos tus juguetes serían de madera o de trapo, y ojalá tuvieran muchas oportunidades para interactuar con ellos y aprender.  En particular, evitaría juguetes demasiado ruidosos o llenos de luces, al menos durante tus primeros años: La idea es educarte, no hipnotizarte o apabullarte.

Pero cuando la gente a tu alrededor te envía regalos -con todo el cariño del mundo, indudablemente -, no es el criterio de los padres necesariamente el que prima, y generalmente he visto que hay una concepción de que entre el juguete sea más vistoso y más ruidoso, mejor.

716slfttp0l-_sx425_
Broooooooooommmmmm!!!!

Por eso pensé en aprovechar que este blog ya tiene una cierta audiencia entre las personas que probablemente te darán regalos para hacer un llamado a todos ellos, pidiéndoles que -en lo posible -, procuren que tus regalos sean sencillos y didácticos.  En general siempre he pensado que vale más un ratico adicional en pensar el regalo adecuado que el dinero que se invierte en comprar un regalo más caro, ¿No creen?

Por favor escriban contándome sus opiniones y experiencias al respecto.

Con agradecimientos previos, se despide,

Wolf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s