Tres Meses

Han pasado algo más de 3 meses desde tu nacimiento, y -como todos me lo auguraban -la vida cambió.  Tu llegada a nuestra vida ha generado modificaciones en tantos aspectos que es difícil tenerlos todos en cuenta, y sin embargo, eso es lo que trataré de hacer en esta carta.

El primero de los cambios ni siquiera ha tenido que ver contigo: Hace algunos meses yo trabajaba en una empresa de tecnología, como gerente de un proyecto que -como bien saben mis compañeros de equipo -implicaba un ritmo bestial, y un trabajo bastante coordinado para que todo se hiciera bien, en los tiempos en los que nos habíamos comprometido.  Hoy en día, aunque ostento un cargo similar en una entidad del gobierno, no tengo un equipo aún conformado, y el ritmo es mucho más lento.  He pasado de que mi trabajo sea coordinar a que sea sacar adelante, aunque con un poco de esfuerzo pronto tendré nuevamente que sentarme en la silla y coordinar que todo lo que estoy planeando se ejecute exitosamente.

caracteristicas-del-gerente-de-proyecto-de-it-4
Suena raro, pero es mi trabajo ideal

Tu mamá está aún en licencia de maternidad, en buena parte a causa de tu nacimiento prematuro.  Y si bien está feliz y enamorada de ti, también está un poco frustrada por estar en la casa todo el día -acostumbrada como está a un ritmo tan frenético como el de mi trabajo anterior -.  De hecho, a cada oportunidad que tiene, me pide que salgamos: Últimamente he visitado a tu abuela con mucha más frecuencia de lo que solía hacer.  Aún nos falta salir un poco más, y creo que no le estoy dando a tu mamá la oportunidad de salir con más frecuencia, pero eso es tema de otra carta.

Como siempre tengo bastantes proyectos en la mente, pero he dejado algunos de ellos (Como la empresa que estaba montando, o la escritura de algunas historias) un poco en pausa.  En general, mi trabajo me está absorbiendo todo el día, y para cuando llego a la casa -después de no verte en todo el día -prefiero pasar tiempo contigo que dedicarme a otras cosas.  Eso no quiere decir que esté dejando los proyectos de lado, pero sí estoy en un proceso de adaptación a la vida contigo.

036d07c
Y aún estoy aprendiendo

Y es que tú también has tenido una evolución, y muchos cambios: De el bebé que vi por primera vez en estado crítico a hoy has crecido muchísimo y has duplicado tu peso, hasta el punto que ya no te ves tan frágil e indefenso, sino como un bebé ya rozagante y regordete.

Y más que tu cuerpo, lo que es impresionante es cómo ha evolucionado tu cerebro.  Si bien desde el principio era claro que te dabas cuenta de cuando te hablábamos, hoy en día ya no sólo reaccionas sino que volteas a mirar cuando te hablo, te me quedas mirando, en ocasiones sonríes (Y a veces te emocionas muchísimo) y en otras balbuceas.  Más divertido aún, cuando te silbo una canción frecuentemente te me quedas mirando y estiras la boca como si también quisieras comenzar a silbar.

wpid-wp-1447780622888.jpg
¡Finalmente, una foto tuya!

Y hay ciertos momentos que se han convertido en bastante gratos: Recibir fotos tuyas por WhatsApp (Tu mamá me envía 2 o 3 al día), llegar y saludarte, darte tetero, verte dormido (Ayer le dije a tu mamá que te ves muy bonito dormido, y ella me replicó que despierto también), y -particularmente -bañarte.  Ya sea en la tina o en la ducha, es rico verte con esa cara de placidez cuando te baño, si bien generalmente te molesta bastante cuando éste se acaba.

Eso sí, no todo es color de rosa: Si bien en principio todos nos sorprendíamos de lo juicioso que eras y de que no llorabas en absoluto, parece que ya aprendiste. Y eso, sumado a que has comenzado a pelear con el sueño, y a que tu tía Eli y yo te mal acostumbramos -paseándote en nuestros brazos por todo el apartamento -ha hecho que comiences a reclamar quedarte en brazos para dormirte, y que te vuelvas una fiera cuando te dejamos en tu cuna.

baby-not-sleeping-crying-waking-16798151-300x199
Lo cual no es tan agradable

Y es que después de nuestra psicorrigidez inicial con los horarios, nos hemos relajado un poco -desordenado, tal vez -.  Ya pasamos de despertarnos cada 3 horas a que reaccionamos sólo cuando tú nos llamas; yo he pasado de esperar hasta las 12 para acostarme a que alrededor de las 10 me quedo profundo (Y los problemas que hemos tenido con el Internet en la casa no ayudan), y tu mamá sigue pendiente por la madrugada (Lo cual está bien por ahora, pero va a ser un complique cuando ella también entre a trabajar).

En este momento estamos concientes que debemos volver a hacer cambios: Establecer rutinas claras, repetitivas, que te permitan tener la certeza de cuando ha llegado la hora de la comida, del sueño, etc.  Específicamente para acostarte, me parece importante bañarte, ponerte la pijama, que tu mamá te rece sus oraciones…  No sé si volveremos al punto de despertarte cada cierto tiempo, pero sí es claro que debemos dejar un poco de lado el tema de dormirte en brazos (Creo que ya tu mamá se está leyendo el libro que nos regalaron Johanna y Juan Pablo, que creo nos ayudará un poco con eso).

9788490328620
¡Gracias, amigos!

Muchos de mis amigos se preguntarán si todas mis aprehensiones estaban fundamentadas.  Supongo que en parte: Cambiar pañales definitivamente no es agradable, y las pataletas del sueño son bastante frustrantes.  Aún me preocupa que el balance de cargas esté demasiado inclinado hacia el lado de tu mamá, me preocupa mucho que esto tenga para ello un impacto emocional y aún no sé cómo resolverlo.

Tres meses…  ¡Cómo pasa el tiempo!  Si las cosas siguen como van, no tengo idea de qué cosas estaré escribiendo el 12 de Febrero de 2016.  Lo que sí sé es que seguirás creciendo en estatura, en inteligencia y en simpatía, y que nos seguirás sorprendiendo a cada paso, como lo has hecho hasta ahora.

wpid-img_20151116_171423044.jpg
Otra foto tuya, antes de decir…

Te quiere,

Papá

Anuncios

2 comentarios en “Tres Meses

  1. Hola Enrique!
    No sé si alguien te haya hablado, o sepas sobre este libro: http://www.telegraph.co.uk/news/science/science-news/11803484/Bedtime-phenomenon-scientist-develops-book-to-send-children-to-sleep-in-minutes.html
    Imagino que es para cuando los niños son mas grandes, pero se pueden ir preparando 😉 Hay gente que dice que incluso desde pequeñitos les funciona. Creo que hay traducciones a muchos idiomas, incluido español.
    Imagino que ya sabías quien te leía desde Suiza… 🙂
    Un abrazo grande!

    Me gusta

    1. Hola, Sofía!
      No sabía que me leías (Las notificaciones de WordPress no son tan precisas), pero me encanta saberlo y te doy las gracias por el comentario. Voy a buscar el libro y te estaré comentando. El que nos regalaron no funciona tan “en minutos” pero me ha gustado -en teoría. Tenemos que evaluar cómo funciona en la realidad.
      Un abrazo grande.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s