Del Libre Albedrío

El otro día estaba hablando con mi amigo el abogado, que en este momento está trabajando fuera del país, y finalmente pude presentarte a él (Aunque tú no estabas muy contento que digamos, y tuvo que ser una presentación “express”).  Dentro de muchos temas de conversación, algo de lo que hablamos fue de estas cartas.  Él me decía que dentro de ellas percibía un direccionamiento de mi parte hacia ti, como si te estuviera empujando en la dirección que a mí me parece conveniente.

No sé si lo sientas así

Es importante, entonces, aclarar: No quiero que sientas que te estoy diciendo lo que tienes que hacer con tu vida.  Sería ridículo ponerme a decirte lo que tienes que hacer cuando yo mismo detesto que me digan lo que tengo que hacer, y generalmente mi espíritu rebelde tiende a hacer lo contrario, incluso cuando sé que me dicen las cosas con cariño y/o que probablemente lo que me dicen es lo mejor para mí.

Incluso, tu abuela es igual:  Cuando alguien comienza una frase con “Tienes qué…”, generalmente su respuesta es “Yo lo único que tengo que hacer es morirme”, y generalmente lo dice en la forma más tajante posible.  Siendo así, sería irreal esperar de ti que fueras la persona más dócil y obediente.

Algo que no espero ni de él…

Para mí es importante que veas todas estas cartas como un cúmulo de información que te quiero dejar como un regalo para ti: Algo así como lo que me gustaría que mi padre me hubiera dicho, o incluso lo que me gustaría decirme a mí mismo si viajara en el tiempo.  Trato de ser coherente (Y a veces me contradigo), trato de darte buenos consejos (Y a veces de pronto me equivoque), trato de mostrarte mi visión de las cosas (Pero espero que tú tengas la tuya).

Al final, como sucedía con uno de los libros que más me gusta -Ilusiones, de Richard Bach -: “Todo lo que leas aquí puede ser una falacia”.

Entonces, es importante que ejerzas tu sentido crítico incluso con lo que lees aquí: La idea es que tengas toda esta información, pero que hagas con ella como mejor te convenga.  Puedes tomar lo que quieras, puedes desechar lo que no te guste.  Al final eres tú quien lleva tu vida, y el responsable de tomar tus propias decisiones.  Por más que te quiera ayudar a hacerte la vida sencilla, mi contexto es diferente del tuyo, y sólo tú sabes qué es lo mejor para ti.

Al final recuerda que -como te dije casi al principio de este blog -no tengo más expectativas que el verte bien, y feliz.

Te quiere,

Papá

Anuncios

2 comentarios en “Del Libre Albedrío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s