¿Cómo recuperar una bala perdida?

En la carta de ayer te escribía acerca de las estrategias que pienso seguir para evitar que tomes el camino de las drogas.  Sin embargo, confieso que esa carta era una excusa para llegar a esta, porque es un tema que me ha dado vueltas en la cabeza a raíz de varios casos de los que he escuchado últimamente.  ¿Cómo ayudar a salir adelante a una persona que ya está en ese camino?

Un camino oscuro y solitario

Una persona adicta al alcohol o las drogas se comporta en forma irresponsable, ilógica, confundida y rebelde, se involucra en comportamientos de alto riesgo y es incapaz de prever las consecuencias de sus acciones; Muchas veces recurre a acciones que normalmente no haría, como a robar dinero para conseguir la fuente de su adicción, o a la violencia cuando es confrontado.

Las personas a su alrededor, por otro lado, son víctimas indirectas de la adicción de su ser querido: Por un lado, porque estos comportamientos erráticos crean una presión terrible sobre las familias -la violencia, las mentiras, la rebeldía comienzan a mellar poco a poco los ánimos y la voluntad de todos alrededor -; por otro, porque es una situación sin salida: Si todos dicen que un adicto debe querer salir de las drogas para hacerlo, y él no quiere, ¿Qué se puede hacer?

Trataron de enviarme a rehabilitación, yo dije no, no, no.

Esto se intensifica por el hecho de que el adicto justifica todos los problemas en su vida (O simplemente no es conciente de ellos), y muchas veces no los ve relacionados con el problema de drogas.  Así, si le va mal en el colegio, si pierde un trabajo o un ser amado, no es culpa de las drogas…  O es un problema que existe consigo mismo, o (Generalmente) es un problema de los demás.  Si no veo el problema, ¿Por qué voy a querer salir?  Peor aún, muchas veces las drogas son vistas como un alivio al problema, antes que como la causa del mismo.

Y el adicto se vuelve un experto manipulador de los seres queridos, que no saben enfrentar el problema y por el otro lado no quieren perder a la persona: Aprenden a sacarles dinero y a hacer lo que quieren con la excusa de que todos están en su contra, que no los quieren lo suficiente, y así sucesivamente.  El chantaje emocional se vuelve parte de sus vidas, y la gente a su alrededor no sabe cómo manejarlo.

Eso, papá, sigue bailando

Entonces, ¿Cómo recuperar una bala perdida?

Investigando un poco, creería que hay varios puntos claves para los padres que se encuentren en esa situación:

  1. Duro con la adicción, suave con la persona: La persona adicta necesita sentirse amada, querida, entendida y respaldada, pero por otro lado es importante que sepa que las conductas adictivas y las que son consecuencia de la adicción (Mentiras, violencia, robos, manipulación) no serán toleradas.  El tema importante ahí es que debe ser claro que las dos cosas son ciertas simultáneamente: Mi familia me quiere, pero no tolerará este comportamiento.
  2. El Problema en Perspectiva: Los problemas que causa la adicción no necesariamente son claros para el adicto.  Es importante ponerse en sus zapatos y mirar el problema desde su punto de vista, de forma que cobre relevancia para él.  Si hay un problema que lo afecte directamente y que él no relacione con el uso de drogas, es importante mostrarle la relación.  Si ya tiene claro el problema pero está perdido, es importante mostrarle un camino.

    Efectivamente, es una escalera descendente…
  3. Lidiar con los Miedos: Una persona que lleva años recurriendo a las drogas para escapar de sus problemas, probablemente tendrá pánico de lo que pase cuando las deje -sobre todo cuando sea claro que esos problemas se han intensificado por ese escapismo -.  Es importante hacerle sentir que cuando las drogas no sean una opción, contará con el apoyo emocional suficiente para lidiar con sus problemas.

Si aún así el adicto se resiste a ver que tiene un problema o a enfrentarlo, puede ser el momento de una intervención.  Una intervención es una terapia de choque en el que varias personas confrontan al adicto en cuanto a su problema, de forma que esto lo “sacuda” y le haga buscar una salida.

(Esto puede llevar a momentos demasiado emotivos)

En últimas, es importante trabajar de la mano con un especialista, porque el proceso de desintoxicación tiene un problema bastante complejo: Al retirar la droga que causa la adicción, se generan difíciles efectos colaterales de ansiedad y algunos físicos relacionados con la dependencia, y se debe buscar la forma de disminuirlos de alguna forma.  Además, finalmente, el tema es bastante delicado como para hacerlo solo, y hay personas e instituciones que conocen mucho más del tema de lo que yo podría escribir en un blog.

Anuncios

Un comentario en “¿Cómo recuperar una bala perdida?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s