Mantener Firme el Timón

En mi carta de ayer, dentro de los consejos que te daba para cuidar tu cuerpo estaba el de no ensuciarlo con sustancias psicoactivas.  Sin embargo, tengo claro que alrededor del mundo las iniciativas un poco ingenuas de “Just say no” han fracasado.

Miserablemente

Tal vez uno de los mayores terrores de cualquier padre es que sus hijos tomen un derrotero autodestructivo y se queden en una espiral de la que no puedan salir.  Alcohol, drogas, pandillas y violencia son temas que nos atemorizan desde que ustedes están en el vientre, y se agudizan a medida que sea acerca la temida adolescencia, en la que emergen las tendencias rebeldes, se agudiza la presión de grupo y se crea una distancia con los padres, todos ellos elementos que favorecen a todos estos problemas.

Y bien, aunque hay personas que saben manejar el tema del consumo de drogas de alguna u otra forma, la verdad es que es una lotería…  Incluso en el hecho de que, estadísticamente, las probabilidades están en tu contra.  Personalmente, conozco personas que han literalmente consumido su vida hasta los niveles de indigencia, personas que han tenido graves accidentes bajo los efectos de las drogas y personas que han desperdiciado grandes oportunidades por no poder dejar de consumir.  Y eso sin hablar de los miles de casos que no conozco, pero de los que fácilmente se pueden hallar testimonios.

Pero también tengo claro que hablarte de los peligros de las drogas no te ayudará a alejarte de ellas: Cuando era niño hubo en colombia una campaña bastante impactante del Banco Cafetero (Hoy parte de Davivienda), que mostraba cómo un hombre se iba degenerando paulatinamente a causa del consumo de drogas.  La idea, que parecía genial en su momento, parece que terminó por disparar los índices de consumo.  Supongo que para un rebelde no hay nada mejor que un reto.

Pero entonces, ¿Cómo ayudarte a mantener firme el timón de tu vida, y que no termines a la deriva, a merced de la marea, de los vientos y de los demás elementos?

Especialmente con un mar tan agitado

Buscando en Internet, el primer artículo que encontré básicamente me privaba a mí de mi vida, y a ti de tu privacidad.  Con consejos como monitorear lo que ves en televisión o en Internet, poner restricciones a la música que escuchas, imponer una hora de llegada y demás, me parece una estrategia invasiva y odiosa, y realmente prefiero darte confianza antes que estar encima tuyo, pendiente de cada paso que das.  ¿Cómo vas a confiar tú en ti mismo de lo contrario?

Buscando un poco más, encontré otros artículos y otros consejos que, con suerte, me ayudarán en ese propósito.  Como me parecen relevantes no sólo para ti, sino también para otros padres que estén en busca de respuestas al respecto, resumo estos consejos a continuación:

  1. Educar con el Ejemplo: Esto es bastante lógico.  Si me emborracho todos los fines de semana o me meto un porro de cuando en vez, no voy a tener autoridad moral para pedirte que no te involucres en conductas similares.
  2. Establecer una Relación de Confianza: Esto significa disfrutar tiempo de calidad contigo, escucharte y darte relevancia, ser empático y abierto ante tus problemas -y, más aún, proactivo para darme cuenta de cuando los tienes.  Estadísticamente, los jóvenes que tienen una relación de cariño y confianza con sus padres tienden a tener menos problemas de drogas, pandillas y similares.
  3. Cimentar tu Autoestima: Si confías en ti mismo y en tus propias decisiones será más difícil que cedas ante la presión de grupo, si alguna vez se da.  Por eso deberá ser una de mis prioridades edificar esa confianza, que puedas tomar decisiones por ti mismo, y que puedas confiar en que estará bien que lo hagas.  Además, que te quieras lo suficiente como para no querer tirar tu vida por la borda.
Los ganadores no usan drogas
  1. Cimentar tus Valores: Aunque no aparecía en ninguno de los artículos, me parece fundamental, y estoy seguro que a tu mamá también.  No se trata sólo que puedas tomar una decisión, sino también que puedas discernir una buena decisión de una mala.  Supongo que tendremos bastantes cartas a este respecto, así que por eso no te preocupes.
  2. Mantenerte Ocupado y a Gusto: Muchas veces los jóvenes terminan metidos en problemas de drogas por tener demasiado tiempo libre, o por temas relacionados con la depresión o la inconformidad con su vida.  Mantener tu mente ocupada en alguna actividad -sobre todo si la actividad es algo que te apasiona -seguramente disminuirá las probabilidades de que te metas en problemas.
  3. Tener Reglas Claras y Consistentes: Otra estadística es que la permisividad de los padres es un factor más alto en el consumo de drogas que la presión de pares.  En cuanto a esto, la idea es establecer reglas que recompensen tu buen comportamiento, pero que a la vez haya consecuencias para los comportamientos inaceptables; y que tanto las recompensas como los castigos sean impuestos cuando haya méritos para ello, en forma consistente.
Si aprendes a respetar las normas en casa, aprenderás a respetar las de la sociedad.

Ahora, como sabes, para cuando escribo esto tienes solamente dos meses de edad, así que por lo pronto todo esto no es más que un camino a seguir…  Tendré el resto de la vida para evaluar si estos consejos rinden frutos o no, pero espero que sí.

Te quiere,

Papá

Anuncios

2 comentarios en “Mantener Firme el Timón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s