Healing Factor

¿Sabes? A lo largo de los años me he ido dando cuenta que tu mamá tiene un poder mutante.  Al parecer, las células de tu mamá se regeneran más rápidamente que las del resto de los mortales.  Es como si tuviera un poder de regeneración.

Como este tipo (Wolverine, no Hugh Jackman)

Lo noté por primera vez cuando fuimos a un viaje a Capurganá.  Viajamos por tierra de Bogotá a Medellín y de ahí tomamos la avioneta que nos llevó hasta este paraíso del Caribe colombiano, y ahí debo decirte que cuando alguien te diga que no salgas al frío cuando estás acalorado porque “te tuerces”, te lo tomes en serio, porque tu mamá salió a comprar algo en la mitad del viaje, cuando estábamos en un páramo…  Y se torció.

Lo que tuvo tu mamá en ese momento se llama parálisis Bell, y es ocasionado por la inflamación de los nervios de la cara.  Después de tu mamá, hemos visto a otras personas que han sufrido de la misma condición, y lamentablemente las secuelas han sido graves: La mitad de su cara completamente paralizada.  No así tu mamá, quien a pesar que sufrió la enfermedad, la sufrió sin secuela alguna.

¡Milagro!

Unos años después, cuando ya estábamos casados, tu mamá trabajaba como asesora comercial en una empresa de catering, pero la llegada de un nuevo cliente llevó a la dirección a emplear a todo el personal (Incluso el personal no capacitado para ello) en una brigada de aseo multitudinaria.  Tras manipular un químico sin la protección adecuada, tu mamá terminó por sufrir quemaduras de segundo grado en sus manos.

Sin embargo, puedes mirar hoy en día a tu mamá, y probablemente nunca lo sabrías: Sus manos son perfectamente sanas y, más allá de una ligera sensibilidad, nuevamente no le quedó ninguna secuela.

En unas manos hermosas, por cierto

Hoy, tu mamá está recién salida de una cesárea, y ya está en la casa.  Ya se levanta, aunque con algo de dificultad, y ya otras mamás se admiran de verla caminar erguida, a paso lento pero firme, haciendo gala de su factor de regeneración.  La idea es consentirla mucho en estos días, y sé que pronto volverá a su nivel normal de actividad, sin que parezca que absolutamente nada hubiera pasado.

¿Y por tu parte?  Todo parece indicar que el factor de regeneración te ha sido transmitido por vía genética, porque el avance que has tenido en estos días ha sido impresionante.  Hoy ya los médicos decidieron pasarte de una unidad de cuidado intensivo prenatal, a una de cuidado intermedio.  Si sigues como vas, pronto estarás en casa, y no habrá ningún indicio de que alguna vez fuiste un bebé prematuro.

Además, hoy me llevé una camiseta con este estampado… Sólo por si acaso.

Te quiere,

Papá

Anuncios

2 comentarios en “Healing Factor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s