¡Bienvenido, Stefan!

Bueno, esta vez tengo que hacer una pausa a la línea que voy llevando, porque además de todo el tema de darte como legado una tonelada de filosofía barata, este blog también tiene como objetivo ser un registro de los acontecimientos más importantes de tu vida, y definitivamente se produjo el que quizá para nosotros será el más importante de los acontecimientos.

Llegó la cigüeña

Entonces, para que ni tu ni yo lo olvidemos, voy a contarte la historia de cómo saliste del pequeño mundo al interior de la barriga de tu mamá, y cómo entraste a este mundo exterior.

Todo comenzó el Lunes pasado (10 de Agosto): Tu mamá estaba sintiendo unos dolores muy fuertes que en ese momento no supimos a qué se debían.  En un principio, los médicos no encontraron la razón del dolor, y nos dieron de alta, pero a la mañana siguiente los dolores se habían agudizado, y tu madre tuvo que regresar a la clínica -a donde su amiga Angélica, aún estando ella misma enferma, la acompañó.

Y haciendo honor a su nombre, fue como un ángel para tu mamá

Todo estuvo relativamente en calma ese día, pero los médicos decidieron mantener a tu mamá en observación hasta hoy, 12 de Agosto de 2015.  Después de dejarle unas cosas anoche y pasar a visitarla esta mañana, me fui a trabajar, convencido de que le darían de alta a media mañana.

Cuál no sería mi sorpresa cuando Angélica me llamó, mientras almorzaba con mi amiga Adriana, y me contó que la iban a conducir al quirófano inmediatamente: Al parecer, tu pie estaba enredado en el cordón umbilical, y cuando lo estirabas estabas cortando el flujo de oxígeno que le llegaba a tu cuerpo.  Con tus signos vitales disminuyendo rápidamente, el doctor tomó la decisión de adelantar tu fecha de nacimiento a un mes antes de lo previsto.

Y por cesárea

Sin todavía superar la sensación de pánico que se apoderó de mí en ése momento, tomé el bus hacia la clínica y apenas alcancé a llegar, hablar con las enfermeras, que me guiaran para cambiarme y llegar al quirófano, cuando de pronto estaba frente a tí: Un ser pequeñito e indefenso, de piel rosadita, que se esforzaba desesperadamente por respirar mientras trataba de expulsar una gran cantidad de líquido amniótico que había quedado atorada en tus vías respiratorias.  Realmente no te puedo describir la angustia e impotencia que sentí al verte tan desesperado y no poder hacer absolutamente nada para ayudarte.

Pero te llevaron de inmediato a la unidad neonatal, donde se encargaron de tí, y me ocuparon en una serie de tareas administrativas que me distrajeron lo suficiente para que cuando regresé a verte, te encontré ya en la incubadora, monitoreado, con los pulmones funcionando (Con ayuda de un respirador, pero funcionando) y con los signos vitales estables.  Y aunque estabas lleno de tubos por todos lados y seguramente estabas supremamente incómodo, en el fondo supe en ese momento que ibas a estar bien…  Y me quede lelo, mirándote por todo el tiempo que pude, sin saber realmente en qué pensar.

Ni eres tu, ni soy yo, pero es para que te hagas una idea

En este momento, el día está ya cerca de terminar, y debo reconocer que si bien aún me siento un poco pasmado con los acontecimientos del día, no puedo sino admirarme del hecho de que si tu mamá no hubiera sentido esos dolores probablemente no habríamos notado el riesgo en el que estabas, y que si Angélica no hubiera estado incapacitada probablemente no habría podido acompañar a tu mamá.

Hoy, te doy la bienvenida al mundo, mi pequeño Stefan.  Estoy tan asustado como cuando escribí la primera palabra en este blog (O más), pero aunque en este momento estás lejos, en una unidad de cuidado neonatal, siento que estás en buenas manos y que todo va a salir bien.

Te quiere,

Papá

P.D.1. No sabes lo difícil que es encontrar imágenes que ilustren todo este proceso y que no sean total y absolutamente grotescas.

P.D.2. En este momento no hay fotos tuyas, y aún tengo mis dudas sobre si publicar fotos tuyas (O nuestras) en este blog.  Será un tema que iré definiendo con el tiempo.

Anuncios

7 comentarios en “¡Bienvenido, Stefan!

  1. Stefan, bienvenido a este mundo maravilloso.

    Somos Gabriel y Claudia Lorena y hacemos parte de tu familia porque somos la Tía y el Primo de José Alejando tu primo, sobrino de tu mamá.

    Llegas a un hogar que te ha esperado con anhelo y amor. Haces a tus papás y a tu famulia absolutamente felices.

    Estamos seguros que eres un gran luchador y el hecho de leer las palabras de tu papá contando como naciste dejan ver que naciste para ser un ganador, el más chiqui de la familia y el más bendecido.

    Stefan, Gabriel y yo celebramos tu nacimiento, gracias a Dios por ti, porque tu sonrisa va a mostrar la felicidad que llevas en el alma y el corazón, celebramos porque llegaste a llenar la vida de tus papitos Enrique y Liliana y a completar la familia que decidieron formar cuando se casaron, celebramos porque sabemos que cuándo digas papá y mamá simplemente se van a derretir de amor por ti, porque tu llanto va a demostrar la fuerza que tienes, porque cuando corras por toda la casa se van a sentir exhaustos detrás tuyo, pero felices de ver lo rápido que creces y aprendes.

    Solo recuerda que estamos deseosos de poder cargarte y Gabriel jugar contigo, solo es 2 años mayor que tu.

    Aprende cada día solo las cosas lindas quede te podemos dejar cómo herencia.

    Se un gran hombre, un gran ser humano. Quiere mucho tu familia, ama, obedece y respeta a tus papitos.

    Dios te llene de bendiciones.

    Te queremos

    P. D.: Tu papito me hizo llorar con sus palabras de bienvenida para ti

    Me gusta

  2. Mi querido Enrique, que relato tan hermoso, también se me salieron las lágrimas de emoción y felicidad por la llegada del pequeño Stefan y al sentir tus emociones por la claridad de tu relato.
    Un abrazo para Sandra, su amor, ternura y valentía ha hecho que todos la tengamos en el corazón.
    Stefan! Que emoción, se que tengo que esperar para conocerlo. Tendré paciencia …
    Y para ti, con quien jugué tanto cuando eras niño, sé que me divertiré de igual manera con Stefan.
    Todo mi amor Ma. J.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s