El Atajo al Éxito

Tú y yo sómos colombianos, y lo seremos por toda nuestra vida.  Colombia es un país bello, con unos paisajes maravillosos, una gente muy cálida y agradable, un clima muy favorable, recursos hídricos inigualables, mujeres bellas y toda una cantidad de ventajas que con seguridad escucharás durante toda tu vida.

Es también un país que se ha ido acostumbrando a la llamada “Ley del Atajo”:  Después que un puñado de malandrines se enriquecieron pasando por encima de las leyes, el país entero se contagió de una enfermedad que se llama “facilismo”.  El colombiano promedio (Y por suerte hay muchas excepciones) no sólo quiere tener fama y fortuna por el camino del menor esfuerzo, sino que está dispuesto a pasar por encima de quien sea y lo que sea para lograrlo.  Para el año de tu nacimiento, vivimos en un país de corrupción rampante, en el que la gente hace fila para “colarse” al servicio público, en el que al ver una fila de carros los conductores se adelantan para cerrar al primero de la fila, en la que la mayor aspiración de muchas mujeres es “levantarse un tipo rico”, y así…

Tienes razón, a mí también me da vergüenza

Pero antes de desbordarme en una diatriba interminable sobre todo lo que no me gusta de esta sociedad en la que vivimos, me voy a centrar en lo que realmente quiero decirte con esta carta, y es preguntarte, ¿Sabes cuál es realmente el atajo al éxito?

Y decirte que, la verdad, es que no lo hay.

Ayer, mientras hablaba con mis amigos, Hugo comentó la historia de Bill Gates, un hombre que pasó miles y miles de horas programando para convertirse en lo que es ahora (Supongo que en tu época aún sabrán quién es Bill Gates, ¿No?).  En esa conversación estábamos frente a Santiago, quien es uno de los mejores dibujantes que conozco, y de quien puedo decir que dedica una gran parte de su tiempo libre a dibujar, dibujar, dibujar…

¿Que puedes obtener éxito fácil por métodos más rápidos y que no requieren tanto esfuerzo?  Efectivamente, pero no puedes asegurarlo; y si el método en cuestión implica algo por fuera del marco legal, a largo plazo te traerá más problemas y dolores de cabeza de los logros que te dará.

Así que, siguiendo el racionamiento de Hugo, te doy algunos consejos:

  • Si quieres aprender a tocar un instrumento, tócalo todo el tiempo que puedas.
  • Si quieres aprender un nuevo idioma, practica tanto como seas capaz.
  • Si quieres aprender a bailar, baila con todas tus fuerzas.
  • Si quieres ser un cantante, practica cantar.
  • Si quieres ser un escritor, escribe mucho.

Y así, sea lo que sea que quieras hacer.  Dedícale todo el tiempo que requiere, y lo conseguirás.

Muchas frases de Peter Pan en este blog…
Anuncios

2 comentarios en “El Atajo al Éxito

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s