El Padre Perfecto

Después del último par de mensajes, probablemente te estés dando cuenta de un patrón, y muy posiblemente al leer el título de este mensaje, puedas adivinar para donde voy.  Esta vez, como cosa rara en esta blog, voy a hacer algo que nunca hago: Voy a ir al grano…

¡Ya era hora!

¿El Padre Perfecto? No soy yo.

Muchos chicos idolatran a sus padres, crean una imagen endiosada de ellos y los ponen en un pedestal, generando unas expectativas probablemente inalcanzables: “Mi padre es el más fuerte”, “El más millonario”, “El más inteligente”, y así.  Luego, se dan cuenta de que no es así, y terminan decepcionándose al darse cuenta que no son más que seres humanos, comunes y corrientes.

En mi caso, dudo ser cualquiera de esas cosas.

Tampoco sé si haré un trabajo particularmente bueno.  Creo que, como casi todos los padres, avanzaré a tientas procurando hacer lo mejor y probablemente cometiendo muchos errores.  La verdad es que desde que sé de tu existencia una parte de mí está muerta del susto, y que espero que sea lo que sea que haga a cada paso no te termine traumatizando ni nada por el estilo.

Este camino de padre e hijo es uno que vamos a emprender juntos y en el que, por ello, ambos vamos a aprender juntos.  No puedo asegurar que seré un padre perfecto, porque no lo hay (Aunque conozco madres que se acercan).  Lo que sí puedo asegurar es que paso a paso buscaré ser el padre que tú necesites en ese momento.

Anuncios

3 comentarios en “El Padre Perfecto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s